Piden impugnación de perpetua

EL TIP RECIBIO PLANTEO DEL DEFENSOR DE MARCELO PEREZ

El defensor Ariel García alegó que se le negó la posibilidad de interrogar a la fiscal Ana Ruffini en calidad de testigo de actuación. También dijo que las pruebas científicas no acreditaron la autoría de Pérez. Además el TIP recibió el pedido de revisión de otras dos causas.
El abogado Ariel García presentó ayer a la mañana ante los jueces del Tribunal de Impugnación Penal (TIP) de la provincia, el recurso de impugnación de la condena de prisión perpetua que le impuso la Justicia piquense a Marcelo Pérez, por el femicidio de Sonia Alvarado, cometido el año anterior en la localidad de Trenel. Además los jueces santarroseños recibieron el pedido de revisión de dos sentencias de abuso sexual, que dictara meses atrás la jueza Paola Loscertales.
Pérez (50) fue condenado el 2 de octubre pasado a prisión perpetua por el femicidio de quien era su ex pareja y madre de sus dos hijos. El fallo fue dictado por el tribunal colegiado que integraron los jueces Marcelo Pagano, Carlos Pellegrino y Paola Loscertales, que condenó al imputado por las figuras de Homicidio doblemente agravado por ser cometido contra la persona con quien ha mantenido una relación de pareja y por mediar violencia de género. También se le imputaron los cargos de Desobediencia judicial, Lesiones leves agravadas, Amenazas Simples y Tenencia de Arma de fuego.

Debate y alegatos.
El hecho se debatió durante cuatro audiencias en las que declararon cerca de 30 testigos, entre ellos, familiares de la víctima y del imputado, personal policial y peritos forenses. Durante los alegatos finales las fiscales Ana Laura Ruffini e Ivana Hernández, solicitaron la imposición de una pena de prisión perpetua. En esta etapa del proceso, el defensor se refirió a la hipotética participación de una tercera persona que hubiera matado a Alvarado y herido gravemente a Pérez.
El 22 de noviembre del año anterior, Pérez violó una restricción de acercamiento y en el interior de la vivienda de Alvarado, mató a la mujer tras provocarle un corte profundo en el cuello y luego intentó quitarse la vida. Por esto fue trasladado al Hospital Gobernador Centeno de Pico, donde tras dos semanas de internación, recibió el alta médica.

Argumentos.
El defensor de Pérez explicó en diálogo con LA ARENA, que ayer explicó ante los jueces del TIP, Fernando Rivarola y Mauricio Piombi, el recurso que ya había elevado por escrito. En este sentido, explicó los argumentos de su presentación.
“Este tipo de audiencias tienen dos finalidades, una que se haga un resumen de cuáles son los agravios que uno tiene, y que el TIP conozca al imputado y de sus circunstancias de vida. En este caso planteé que se nos había prohibido interrogar a uno de los testigos de actuación, que era la fiscal (Ana) Rufini, que lo planteamos en dos oportunidades y en las dos se nos denegó, pero siempre hicimos reserva de plantearlo ante el TIP y en las vías recursivas posteriores que se declare la nulidad del debate porque no se nos permitió interrogar a la fiscal que estuvo como única testigo del acta de requisa vehicular y de allanamiento de la casa de Mónica Pérez (hermana del acusado)”, dijo.
Además el defensor también planteó que las pruebas científicas “excluyen a Pérez de la autoría”. Según indicó García, el TIP se tomará el tiempo que sea necesario para analizar la causa, por la importancia que reviste, aunque en las próximas semanas se podría conocer si mantiene la sentencia dictada por el tribunal colegiado o hace lugar al pedido de la defensa.

Otras condenas.
De manera previa, los jueces del TIP realizaron otras dos audiencias en los tribunales piquenses, en las cuales recibieron sendos pedidos para que se revisen las sentencias por abuso sexual, dictadas por la jueza Loscertales.
En primer término, el defensor Oscar Ortiz Zamora, hizo una presentación por un hecho que ocurrió a principios de año en esta ciudad, y por el que se condenó a seis años de prisión a una persona que abusó de una joven a la salida de una concurrida confitería. En este caso el letrado alegó que existió un encuentro sexual consentido entre el imputado y la denunciante y se pronunció por la absolución.
En segundo turno, los abogados Mariano Sánchez y Raúl Quiroga, pidieron que se revise la condena de diez años de prisión, por un delito de índole sexual. Los defensores mostraron discrepancia con la calificación legal de Abuso sexual gravemente ultrajante, y consideraron que la magistrada hizo una errónea valoración de la prueba. Además pidieron la absolución o una condena por la figura de Abuso sexual simple, que prevé una pena de ejecución condicional.