Piden informe ambiental

PREOCUPACION POR EFLUENTES LIQUIDOS EN EL COLORADO

El diputado Carlos Bruno (Frepam) presentó un pedido de informe dirigido al Poder Ejecutivo sobre el control, inspección y evaluación técnica ordenado por la ley provincial de ambiente como asimismo sobre las acciones implementadas y sus resultados considerando los límites máximos y parámetros físicos y químicos permitidos, de los efluentes líquidos descargados en las masas de agua superficiales, especialmente al río Colorado.
En la iniciativa, el legislador radical recordó que presentó en el año 2009 un proyecto similar pero el oficialismo “hizo valer su número para desestimar su tratamiento y fue archivado en su momento. Persistiendo la inquietud planteada oportunamente, es que requerimos su nuevo tratamiento, dado la importancia del tema y la gravedad que resultaría si las normas vigentes no se cumplieran”.
El río Colorado, límite sur de nuestra provincia, es un cauce compartido con las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires. El agua del mismo no solo es aprovechada para la generación de energía eléctrica o riego para la producción agropecuaria, sino que también es utilizada para consumo de la población.

Prohibición.
Bruno recordó que la normativa ambiental prohíbe el vuelco, descarga o inyección de efluentes contaminantes a las masas superficiales y subterráneas de aguas, a la atmósfera y al suelo, cuando los efluentes superen los valores máximos de emisión establecidos para los mismos y cuando alteren las normas de calidad determinadas por cada componente ambiental.
“Desde hace mucho tiempo, a la vera de su cauce, se han producido accidentes que han provocado contaminación, principalmente por derrames de petróleo, que en general han sido controlados y son objeto de un control permanente para evitarlos”, agregó.
“Como aporte destacamos la preocupación de dirigentes sindicales y concejales neuquinos de Rincón de los Sauces, quienes manifiestan que la planta de tratamiento de líquidos cloacales está funcionando en forma deficitaria, y estarían vertiendo líquidos sin tratar al río. Además habría falta de controles de los líquidos que van al sistema de cloacas, ya que se han detectado altos niveles de hidrocarburos y químicos, y que al funcionar deficientemente el sistema de tratamiento, irían directamente al río contaminando las aguas”.

25 de Mayo.
“Hay que recordar que aguas abajo de esta localidad se encuentra 25 de Mayo con su toma de agua no solo para riego, sino también para consumo de la población. Asimismo en esta última se estarían volcando los efluentes sin tratamiento, ya que la vieja planta decantadora no funciona, por lo que los mismos irían directamente al río sin ser depurados. Del otro lado del río esta Catriel (Río Negro) donde hay una planta cloacal, que solo decanta sólidos, por lo que los contaminantes solubles llegarían al río sin ningún proceso de depuración”, explicó Bruno.
El diputado, además, señaló que “aguas abajo tenemos el dique Casa de Piedra con su villa aledaña, para llegar siguiendo el curso del río a Gobernador Duval, luego tenemos la toma del acueducto en Pichi Mahuida que conduce el agua a Santa Rosa y varias poblaciones conectadas, para más abajo llegar a La Adela, todos estos puntos mencionados extraen el agua del río para consumo de la población”.

Compartir