Piden la libertad de los detenidos

El abogado Omar Gebruers solicitó ayer el sobreseimiento de tres profesores acusados por supuestos abusos sexuales en un jardín de infantes de la localidad de 25 de Mayo, algo que se definirá a principios del próximo año, mientras que hoy el juez de la causa revisará la prisión preventiva de los imputados y formalizará otra denuncia, en dos audiencias diferentes.
"Presentamos el pedido de sobreseimiento de los tres imputados que defiendo por falta de pruebas y por haberse acreditado la inocencia con todas las pericias que se realizaron, algunas procedentes y otras no, pero se hicieron pruebas que beneficiaron a los imputados", dijo el letrado.
Hoy, desde las 9, se realizarán dos audiencias en los tribunales de General Acha: una de reexamen donde el juez Héctor Freigedo revisará la prisión preventiva que mantiene en la cárcel a los acusados, ante el pedido de libertad de la defensa y luego, formalizará la acusación contra las dos maestras por una nueva denuncia.
A partir del sobreseimiento solicitado por Gebruers para un profesor y las dos maestras, el juez tendrá que definir en enero o febrero si acepta el planteo y desvincula de la investigación a las tres personas o si directamente va por la elevación a juicio de la polémica causa sobre supuestos abusos.
Al ser consultado por LA ARENA, Gebruers afirmó que "no hay indicios en la causa que permitan mantener a estas tres personas privadas de la libertad y mucho menos para llegar a juicio; están detenidos desde hace siete meses sin pruebas concretas".
"Los tiempos de la causa fueron manejados por los fiscales, que dosificaron sin límites los plazos, incorporando de a dos denuncias o de a cinco, dejando otras sin sumar y con eso mantenían abierta la expectativa y la prisión preventiva; y finalmente pidieron declarar la causa compleja para extender de tres meses a dos años el periodo de investigación".

Audiencia de reexamen.
El abogado se quejó, además, porque "la investigación esta totalmente direccionada" a los docentes que trabajaban en el JIN 12 de 25 de Mayo y remarcó que hoy en la audiencia de reexamen de la medida de coerción (prisión preventiva) el juez y los fiscales "tienen la oportunidad de revertir esto, que es un sin sentido jurídico y alguien lo va a tener que remediar".
Las pruebas que produce la fiscalía, continuó, "no son incorporadas al legajo de la investigación y no las podemos controlar, no sabemos de que tenemos que defender a nuestros clientes; se trata de una clara violación al derecho de defensa".
Por esta investigación, hay cuatro personas detenidas: un profesor de Educación Física, dos maestras jardineras, defendidos por Gebruers, y el ex director del colegio secundario, que es asistido por los abogados Juan Veneri y César Rodríguez.
Las denuncias por presuntos abusos contra los niños y niñas que iban a las salas del Jardín de Infantes Nucleados 12 se iniciaron a mediados de mayo. Se hicieron pericias sobre cámaras fotográficas, computadores y diversos elementos, pero nada se encontró.

Amenazas de muerte
Familiares de los docentes detenidos acusados denunciaron al padre de uno de los pequeños y a una madre por amenazas de muerte.
Una de las amenazas fue publicada por Diego Enriquez en su página de Facebook, con una foto de su mano y una bala de un arma de grueso calibre. "Voy a hacer justicia a mi manera y cuando sea el tiempo", escribió.
En otra publicación en Facebook, firmada por Maria Belen Segura se realiza otra amenaza contra los docentes detenidos advirtiéndoles que "si llegan a salir va a ser peor para ustedes". "Si somos padres pacíficos es porque están ahí (presos)", añade la mujer, por si quedaban dudas de sus intenciones violentas.
Ante el tenor de esta amenaza el abogado defensor Omar Gebruers le pidió al jefe de policía de la provincia, Roberto Ayala que garantice la seguridad de la audiencia de hoy ante el temor de que concurra gente armada a cumplir su amenaza. Idéntico pedido cursó al juez de control de General Acha, Héctor Freigedo.