Policía secuestró un revólver

REALIZARON ALLANAMIENTOS EN CASTEX

Una veintena de policías realizaron dos allanamientos en la zona norte, donde secuestraron un revólver que habría sido utilizado en un tiroteo ocurrido el miércoles a la noche. Los dos jóvenes fueron demorados y el fiscal René Ordas dispuso la notificación en libertad.
Más de veinte policías encabezaron ayer dos allanamientos en la zona norte de Eduardo Castex, donde trataron de recolectar “elementos probatorios” para la causa judicial que se inició por un tiroteo que protagonizaron dos jóvenes “con frondosos antecedentes policiales y judiciales”.
La policía solamente secuestró un revólver calibre 22, y estiman que el otro involucrado “se deshizo del arma de fuego” porque no pudo ser hallada en el inmueble requisado. Los dos imputados fueron notificados en libertad en una causa judicial por Abuso de Armas, y una infracción al artículo 189 del Código Penal por tenencia ilegal de armas.
La investigación policial comenzó por un tiroteo que mantuvieron, el miércoles a la noche, dos jóvenes, en el barrio Brandemann I, en la zona norte de Eduardo Castex. Las versiones indican que los jóvenes tienen diferencias “de larga data” porque uno de los involucrados habría golpeado a “un hermano menor” del otro participante. “Actuaron bajo los efectos de alguna sustancia o al menos bebidas alcohólicas, porque estaban sacados”, graficó una fuente policial castense.
Las versiones indican que el incidente se produjo sobre la calle Corra Ortiz, entre Avenida de las Banderas y Gobernador Duval. Mientras que los participantes brindaron versiones encontradas.
“Uno dice que estaba en su casa y el otro pasó y disparó contra su vivienda, pero el otro dice que iba caminando y el otro le disparó desde adentro del inmueble. Lo cierto es que se encontraron impactos de balas en paredes ubicadas en las cercanías del sitio donde protagonizaron el incidente violento”, destacaron fuentes policiales.
Las versiones de los vecinos también son disímiles. “Algunos (vecinos) dicen que hubo entre cuatro y cinco disparos, y otros sostienen que escucharon entre siete u ocho. Creemos que la primera versión puede ser más acorde a lo ocurrido”, indicaron.

Allanamientos.
La policía realizó los allanamientos después de las 14.30. El primero se realizó en una vivienda ubicada sobre la calle Correa Ortiz, casi intersección con calle Gobernador Duval. Allí los pesquisas secuestraron un revólver calibre 22.
El segundo procedimiento se realizó a pocos metros, en una casa ubicada sobre la calle Martín Fierro, casi intersección con la calle Gobernador Duval. Allí no encontraron armas de fuego.
En los allanamientos participaron efectivos de Eduardo Castex, Monte Nievas, Conhelo y Rucanelo, y también la Sección Canes de la UR I y la División Criminalística de la UR I.
Los participantes realizaron pericias a los jóvenes, para establecer si usaron las armas. Aunque admitieron que los reactivos “se deben realizar rápido (cuando ocurre el hecho policial) y acá pasó un tiempo prolongado” de más de 12 horas.
Los dos jóvenes fueron trasladados a la comisaría departamental de Eduardo Castex, pero el fiscal René Ordas dispuso la notificación en libertad.