Politécnico, “lugar de referencia”

CENTRO DE FORMACION EN OFICIOS FACILITA LA SALIDA LABORAL

(General Pico) – La ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, realizó ayer por la tarde un recorrido por el Centro Politécnico “Arturo Juan Ferrero” con sede en esta ciudad y destacó la oportunidad de formación en oficios que hace años brinda esa institución.
En las instalaciones de calle 14 y 105 la funcionaria provincial vio a los alumnos y alumnas dedicados a los diferentes talleres de carpintería, soldadura y tornería, acompañada por el director Néstor Sandoval y Silvina Asquini, en representación del Ministerio de Educación.
La ministra recordó que en este centro hizo sus prácticas profesionales y, a unos 10 años de aquel momento, se ven los cambios porque hubo muchas mejoras. Se trata de una institución que cada año atiende a más de 60 jóvenes que son capacitados en diferentes perfiles profesionales y ha mantenido esa esencia de brindar una oportunidad a los jóvenes para que aprendan un oficio. Resaltó que hay un aprendizaje integral con las aulas dentro del taller.
Alonso destacó que se trata de un espacio que da una oportunidad junto con la educación tradicional. También refirió que como institución está en permanente crecimiento y con demandas constantes, así se puede observar con la inversión provincial y nacional que se gestiona y otorga para mantener el edificio y en otras cuestiones como estar al tanto de los requisitos de seguridad para el trabajo en los talleres con maquinarias de tipo industrial.
“El politécnico siempre ha sido un lugar de referencia, de consulta, de los empresarios para buscar gente formada”, aseguró la ministra.

Formación y salida laboral.
Sandoval se refirió a la búsqueda de mano de obra y dijo que los talleres de esta ciudad y de la región son los que consultan por jóvenes capacitados en oficios. En ese sentido afirmó: “Nosotros tenemos una buena estadística de egresados que el terminar su formación comienzan a trabajar en empresas del medio y fábricas de los rubros madereros y metalmecánico”.
Esa demanda de la sociedad influye en el nivel de exigencia que tiene el centro, y el director aseguró no la formación no pasa solo por la parte académica porque hay un contacto con las familias y una búsqueda de cuidar al estudiante que satisface a los padres.
Por otra parte, se refirió a la institución y explicó que en cuanto a materiales y maquinarias están bien provistos, si bien permanecen introduciendo algunas mejoras con programas de Nación y de Provincia. Uno de los últimos proyectos es un aula de informática que están preparando y pronto permitirá una nueva impronta de formación para los jóvenes.