Premiaron a parerenses

PROYECTO DESTACADO EN TECNOPOLIS

La investigación “Eliminando arsénico, salvando vidas” de los alumnos de quinto grado de la escuela 22 de Parera fue premiada como “proyecto destacado” en la Feria Nacional de Educación, Artes, Ciencia y Tecnología que se desarrolló entre el 9 y el 14 de noviembre en Tecnópolis. El proyecto además fue declarado de interés municipal por el Concejo Deliberante y fue socializado ante la comunidad de Parera.
La docente asesora Andrea Elisa Grangetto comentó: “fue una experiencia muy gratificante para los chicos que compartieron experiencias y proyectos con estudiantes de todo el país” que se concentraron por cinco días en el Salón de Exposiciones del Parque del Bicentenario, en Villa Martelli.
La edición 2014 de la Feria Nacional de Educación, Artes, Ciencia y Tecnología contó con más de 900 trabajos realizados por niños y adolescentes de distintas provincias e incluso delegaciones visitantes de Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela.
De los 33 trabajos que llevó La Pampa, once recibieron una distinción, y entre ellos, la investigación de los alumnos de la escuela 22 de Parera “Eliminando arsénico, salvando vidas”, fue premiado como uno de los “proyectos destacados” a nivel nacional.

Proyecto.
Los alumnos junto a la maestra expusieron el proyecto en la tarde del jueves en las instalaciones de la escuela 22 ante autoridades municipales, concejales y vecinos en general.
Explicaron que comenzaron la investigación indagando en los efectos que puede tener en la salud la exposición prolongada a altos niveles de arsénico, a través del consumo de agua o alimentos.
Determinaron que el consumo prolongado de este mineral puede derivar en enfermedades graves como diabetes, alteraciones en la piel, efectos sobre el sistema nervioso, irritación de órganos del aparato respiratorio y gastrointestinal, cáncer, entre otras afecciones.
A partir de allí indagaron el valor máximo de arsénico en agua recomendado por la Organización Mundial de la Salud que es de 0,01 mg por litro de agua; al igual que el Código Alimentario Argentino, mientras que en nuestra provincia la Ley 1027 es bastante más flexible y autoriza valores de hasta 0,18 mg por litro de agua”.