Premios Oxalis: reconocieron a pobladores de Macachín

Luego de un paréntesis desde noviembre de 2005, Macachín recuperó una de sus festividades de mayor significación: los premios Oxalis. El evento regresó con el habitual interés de la comunidad que respondió a la apuesta cultural con un imponente marco.
La séptima edición de la premiación se realizó en el gimnasio de la Escuela 220 con la conducción Noelia Díaz Vera, Jorge Hevia y Silvano Comisso. El evento consistió en una cena show, con la actuación de Lucas Moggia, y más tarde se entregaron los diez premios.
La lista de vecinos premiados estuvo encabezada por Gustavo Damelio, quien fue reconocido en el rubro “cultura”, por su obras artísticas basadas en el tallado del caldén. Como “institución” fue elegida la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos por su tarea en la puesta en funcionamiento de una Casa de Ancianos.
El ítem “deportes” fue compartido por dos vecinos, Silvio Díaz por su consecuente representación de Macachín en más de 700 pruebas pedestres; y Nicolás Servetto quien este año debutó oficialmente en la primera división del Club Vélez Sarsfield.
El equipo del Desafío Eco, compuesto por docentes y alumnos de la EPET 5, que logró el escalón máximo del podio de dicha competencia de orden tecnológico, se adjudicó el premio “educación”.
Como “personalidad” fue electa Iris Mariana Alvarez, quien se destaca en la comunidad por su desinteresado aporte educativo. En el rubro “innovación” la elección recayó en el joven ingeniero Nicolás Diez, quien tras recibirse regresó a Macachín y montó una empresa de construcción de buggyes y cuatriciclos.
Como destacado en “solidaridad” fue premiada la Asociación Protectora de Animales local, institución a la que le reconocen su tarea de contención, prevención y concientización en defensa de los animales.

Especiales.
Los últimos dos fueron premios especiales y muy significativos. El denominado “premio Néstor Allora”, fue para Iñaki Unamuno, quien hace 50 años llegó de su País Vasco para ser un permanente actor del desarrollo de la localidad.
El otro, el llamado “premio Juan José Caco René”, en homenaje a quien fue uno de los mentores de esta festividad, fue para el proyecto “Por qué en nombre del amor?”, un trabajo de alumnos del Instituto Secundario Manuel Belgrano de la localidad, relacionado con la violencia de género en el noviazgo que trascendió las fronteras de Sudamérica y Europa.

Compartir