Preocupación por agresiones

DIRECTOR DE TRANSITO NEGO QUE SE HAYAN MINIMIZADO LOS HECHOS

(General Acha) – El director de Tránsito de la Municipalidad, Carlos Alberto Galeano, aseguró que las inspectoras que recibieron agresiones y amenazas de parte de una mujer, hicieron las correspondientes denuncias ante la comisaría de esta ciudad. De esta manera, desmintió los trascendidos que indicaban que las damnificadas no habían hecho la presentación ante las autoridades policiales.
En una entrevista con esta corresponsalía, Carlos Galeano dijo que acompañó personalmente a las inspectoras hacia la dependencia policial para que formularan las denuncias pertinentes, por lo que negó que en alguna oportunidad haya minimizado lo ocurrido. Por esta razón, la policía ya dio intervención a la fiscalía para que investigue la conducta desplegada por la presunta agresora. Asimismo aseguró que hay un video que documenta todo lo que sucedió en oportunidad que la mujer amenazó con una tijera (para esquilar) a una de las inspectoras de Tránsito. Esto sucedió en cercanías del domicilio de la propia vecina.
Galeano aseguró que las denuncias fueron hechas por las inspectoras afectadas porque es una obligación. Además, explicó que inmediatamente después de haberse interiorizado sobre lo ocurrido, y de haber visto el video que documenta todo, se entrevistó con el secretario de Gobierno Ariel Segurado y con la intendenta María Julia Arrarás, para informarles lo que había pasado. “Son mis superiores, y debo informarles lo que pasó”, dijo. Por otra parte afirmó que desde el Concejo Deliberante no recibió ninguna convocatoria o citación para hablar del tema. “Nunca me llamaron”, detalló.

Operativo.
El funcionario relató que en circunstancias que se estaba realizando un operativo de control vehicular con colaboración de la policía en la esquina de calles Balcarce y Alsina, se interceptó el paso de una mujer que transitaba en moto sin tener colocado el casco reglamentario. Ante la intervención de los inspectores, no detuvo su marcha, y se marchó del lugar.
El problema se produjo cuando en cercanías de su domicilio, la mujer sacó una tijera y amenazó a una de las inspectoras de Tránsito, en momentos que se intentaba notificarla sobre la infracción.
Al día siguiente, la vecina concurrió a Tránsito a los fines de entregar el comprobante de pago de la infracción, debido a que se cumplió con el procedimiento habitual de retener la moto y darle intervención al Juzgado Regional de Faltas.
“Habló conmigo, y cuando recorrió los pasillos de la dependencia golpeó con el casco que llevaba a otra inspectora. A raíz de este hecho, acompañé a la empleada hasta la comisaría para que hiciera la correspondiente denuncia”, concluyó Galeano.

Compartir