Preocupación por los conductores violentos

OPERATIVOS DE TRANSITO

El funcionario Luis Daratha, a cargo de la Dirección de Prevención y Convivencia Ciudadana de la Municipalidad de General Pico, se mostró preocupado por los hechos violentos que se registraron en los últimos procedimientos de tránsito que se llevaron a cabo en la ciudad.
“Apelamos a la buena convivencia de los vecinos para que se respeten los operativos de tránsito y prime la cordura”, señaló Daratha, al referirse a los incidentes que se generaron el mes pasado en los operativos que se desarrollaron en distintos puntos de la ciudad.
Desde el área comunal se indicó que el 13 de junio un motorista recibió un piedrazo en la cabeza, y que no sufrió lesiones de consideración porque tenía el casco puesto.
Al día siguiente, durante un control de alcoholemia que se llevó a cabo en horas de la madrugada en la intersección de la avenida San Martín y la calle 19, el conductor de un Peugeot 307 encaró a dos inspectores que debieron arrojarse a la vereda. Uno de los trabajadores municipales sufrió una herida en la pierna, y el conductor, con auxilio de la Policía, fue demorado algunas cuadras más adelante y puesto a disposición de la fiscalía, que le inició un legajo por daños y perjuicios a la autoridad y daño al Estado. Además se le retuvo el vehículo que quedó a disposición del Juzgado de Faltas.
En otro episodio registrado el 24 de junio, en un control vehicular que se dispuso en la calle 11 entre 22 y 24, un motociclista embistió a una inspectora de tránsito de forma adrede. Luego fue demorado por personal policial.

Compartir