Presentan equipamiento para controlar velocidad vehicular

GENERAL PICO: NUEVO RADAR NO TENDRA UN OBJETIVO RECAUDADOR

El radar o cinemómetro móvil que adquirió la Municipalidad de General Pico fue presentado en la mañana de ayer. El intendente Juan José Rainone destacó que no se trata de “buscar con todo esto un sistema recaudador” sino mejorar el tránsito en la ciudad.
Junto al jefe comunal estuvieron, a las 11.30, en la explanada del edificio municipal el secretario de Gobierno, Daniel Pérez, y el director de Prevención y Convivencia, Edgardo Privitera. Allí fue expuesta la camioneta con el equipamiento que fue comprado a Detectra SA, y que incluye partes tecnológicas importadas de Estados Unidos.
Rainone señaló que este instrumento será un refuerzo para los controles viales que se hacen por la velocidad de circulación de los vehículos y dará solución a un tema cotidiano de la localidad. Este equipo se adquirió hace un tiempo, manifestó el intendente, y a partir del 1 de diciembre estará en funcionamiento. Con todo el equipamiento incluido fue una inversión de la comuna, con impulso de fondos de las regalías, que rondó los 650.000 pesos.
El jefe comunal señaló que tener una ciudad más ordenada y más responsable es la intencionalidad. “Nosotros no pretendemos buscar con todo esto un sistema recaudador, porque en definitiva todo lo que se administra desde la comuna vuelve al vecino”, agregó. Consultado por la prensa, Rainone no dio a conocer la cifra que se recauda a través de las infracciones de tránsito.
Luego, Pérez reafirmó los dichos del intendente al analizar que no se puede considerar el uso del radar como una forma de recaudar ya que si la población respeta las normas no tiene infracciones y por lo tanto no debe pagar nada.

Menos infracciones.
El director Privitera indicó que el radar estará funcionando durante todos los días de la semana -mañana y tarde, y los operativos nocturnos-. Esto servirá para prevenir ya que los conductores deberán respetar la velocidad máxima establecida y si no se les labrará una infracción. En principio serán algunas jornadas de funcionamiento preventivo para que la comunidad se informe al respecto.
El funcionario explicó que se comenzó a usar el radar de la provincia en 2010, a partir de entonces bajaron paulatina la cantidad de infracciones por exceso de velocidad y también el tenor. Se redujeron las transgresiones en un 60 por ciento y además las velocidades registradas entonces estaban en un rango de 70 a 50 kilómetros por ahora y en la actualidad el rango está entre 45 y 55 Km/h.
Posiblemente con el nuevo radar habrá un incremento relativo a la ausencia de este equipamiento durante el último tiempo, explicó Privitera, pero con su uso constante se espera lograr una baja en las infracciones ya que el objetivo es que la población baje la velocidad.
Consultado sobre un “límite de tolerancia”, el funcionario dijo que por ordenanza se contempla un 10 por ciento de error, ya que los velocímetros de los rodados pueden no ser exactos.