Prestarán los servicios en “Altos de Winifreda”

EJECUTIVO MUNICIPAL Y CONCEJALES FIJARAN TASA DIFERENCIADA

La intendenta y los ediles acordaron establecer los valores de las tasas que deberán abonar los frentistas radicados en el nuevo loteo urbano. La jefa comunal afirmó que la vecina Marta Santillán “no puede sentirse discriminada porque siempre se la está asistiendo”.
La intendenta Marta Berg se reunió el jueves con los concejales de ambos bloques (Frepam y PJ) para analizar la futura prestación de servicios municipales en el emprendimiento inmobiliario “Altos de Winifreda”, ubicado a unos 600 metros al sur del pueblo. Durante el encuentro, ambas partes acordaron establecer los valores de la tasa diferencial que deberán abonar los frentistas domiciliados en ese nuevo loteo urbano. La inexistencia de esa tarifaria específica impide al municipio brindar servicios en esa zona, situación que podría cambiar en los próximos días.
La jefa comunal y los ediles abordaron este asunto con ligereza luego que la vecina Marta Santillán reclamara públicamente que el municipio retire la basura acumulada frente a su vivienda construida en las tierras loteadas y denunciara que desde la intendencia le niegan la prestación del servicio por el cual ella está dispuesta a pagar.
Berg aceptó que la ordenanza sancionada en 2014 por la cual se incorporó a los “Altos de Winifreda” al radio urbano determina que el municipio deberá cobrar los servicios de forma diferenciada. “Esto quedó pendiente por parte del CD, que debe indicarnos cómo se realizará ese cobro. Sí debemos cobrar la tasa desde la última línea municipal en que se está recolectando la basura hasta llegar al emprendimiento y luego por metro lineal de frente. Además, debe decirnos los servicios que debemos prestar”, apuntó Berg.
Ella les solicitó a los concejales que resuelvan este tema “lo más rápido posible”. Reveló que a fines del año pasado recibió a Santillán y escuchó su pedido tras los cual le pidió que hablara con las restantes familias para que acordaran qué días quieren que se les recolecte la basura o si pretendían un contenedor. Pero le aclaró que el servicio no sería inminente al no tener el monto de la tasa diferencial. Consultada si el Ejecutivo comunal enviará los valores de la nueva tasa al recinto deliberativo o serán fijados por los concejales, respondió que ese tema se resolverá en conjunto.

Monto.
Mientras esta cuestión se resuelve, “la basura se podría ir a recolectar”, pero antes la intendenta desea que los vecinos “estén de acuerdo con el monto que se les cobrará porque seguramente va a ser una tasa elevada”, adelantó. A modo de ejemplo dijo que un vecino solicitó el servicio de riego para el frente de su vivienda y cuando le acercaron los costos desistió porque él solo tenía que hacerse cargo de ese monto.
Otra vecina quería el alumbrado público pero finalmente prefirió iluminar su patio porque como está sola en la cuadra no tiene con quién prorratear el costo. Este último servicio fue provisto por la cooperativa eléctrica mediante un consorcio de vecinos pero el gasto que generan las pocas farolas instaladas es absorbido por la comuna.
Santillán fue beneficiada con el programa provincial “Mejoramiento de baños”, pero según ella el municipio no le dio la mano de obra para colocar los artefactos. “Cuando el albañil que habíamos contratado se acercó a su casa se encontró con que no tenía los caños de agua instalados, entonces se los compramos desde la municipalidad porque la señora nos dijo que un sobrino o su marido los iban a colocar. Estamos esperando que realicen ese trabajo para mandar al albañil. Si ellos no cumplieron nosotros no tenemos la culpa”, explicó Berg.
Cuando se le preguntó a Berg si le va a pedir a Santillán los análisis de sangre de uno de sus hijos para certificar que tiene una sustancia tóxica en su cuerpo afectado, según su madre, por las fumigaciones, sorprendió al responder que en el pueblo “hemos tenido un caso” y “desde la municipalidad se ayudó para que esta persona se hiciera el análisis. Apareció muy poca cantidad, pero no tenía nada que ver con fumigadas sino con máquinas estacionadas en un depósito dentro del casco urbano y este hombre vive cerca. Ya en ese momento se había resuelto con los titulares de las máquinas que no las dejaran más dentro del pueblo”. Desconocía el caso del hijo de Santillán. “Los loteos se van extendiendo hacia la periferia que va tomando partes productivas. Antiguamente se podía producir de forma natural en cambio hoy si no se aplican fumigadas parece que no va a rendir lo mismo.
El CD tuvo que diagramar hasta dónde se expandirá la zona urbana. Esa tarea ya está concretada, ahora debe establecer si vamos a dejar fumigar en forma terrestre hasta cuántos metros del radio urbano y con una receta (del agroquímico) que va a estar acompañada por un ingeniero agrónomo responsable de que se fumigue cuando no haya viento, las derivas no lleguen al pueblo y las condiciones climáticas sean optimas”, agregó.
Finalmente Berg aseguró que Santillán “no puede sentirse discriminada de ninguna forma porque siempre se la está asistiendo” desde el municipio.