Presupuesto de 80 millones

(General Pico) – Debe ser aprobado por los concejales, pero se estima que hasta febrero no habrá despacho. El déficit se mantiene en los 13 millones de pesos y será cubierto con adelantos por coparticipación.
El Ejecutivo Municipal elevó al Concejo Deliberante el presupuesto para este año, cuya cifra alcanza casi los 80 millones de pesos, según lo confirmó el secretario de Hacienda de la comuna, Rubén Parodi.
El funcionario explicó que además se adjuntó el nuevo cálculo de recursos y la ordenanza tarifaria que regirá luego de la aprobación por parte de los ediles. “El presupuesto elaborado se incrementó en un 27,9 por ciento con respecto a 2008 y contempla una serie de aumentos ocurridos durante el año pasado”, explicó el funcionario.
Entre las variables que sufrieron ajustes de precios hacia arriba, se mencionó algunos insumos como: repuestos, combustibles, indumentarias, papelería y el 26 por ciento de aumento en los salarios de los trabajadores municipales.

Sin recursos propios.
De acuerdo a las cifras presentadas, los gastos en personal alcanzarán los 47 millones de pesos y no se prevé inversiones en obras públicas con recursos propios. El funcionario destacó que por recursos propios de jurisdicción municipal se estiman ingresos por 26 millones y por aportes provinciales y nacionales llegarán a las arcas piquenses unos 38 millones de pesos.
Por financiamiento adicional, como los adelantos de coparticipación, la comuna recibirá más de 13 millones de pesos, cifra que representa el déficit que se arrastra desde gestiones anteriores y que para el nuevo período no se incrementará.
“No hay aumento del déficit, es la misma cifra del año anterior y eso significa, en términos relativos, que hay una mayor contención del gasto”, consideró.

En cuotas.
Desde el municipio se mantiene una buena expectativa sobre el programa denominado “Continuidad 12”, que se puso en marcha en el último trimestre de 2008, para que los contribuyentes con deudas con la comuna accedan a un plan de pagos en cuotas. “Tenemos un muy buen nivel de adhesión de vecinos y esperamos que ese número se incremente hasta la fecha de cierre que es en el mes de febrero”, dijo Parodi. Y agregó que se van a “intensificar” las reuniones en los distintos barrios de la ciudad para explicar nuevamente cuáles son las condiciones para acceder al plan. “El sistema es muy propicio para aquel vecino que tiene deuda con la municipalidad y por eso se están suscribiendo una importante cantidad de convenios de pagos”, explicó.

Beneficios a cumplidores.
Los beneficios también alcanzan para los contribuyentes cumplidores, con descuentos para los que pagan por adelantados. A partir de estos programas, el municipio espera alimentar el ingreso de recursos municipales para afrontar meses que son considerados “complicados” para las administraciones.