Preventiva por lesionar a su pareja

GENERAL PICO: LA GOLPEO, SE FUE DE VIAJE Y AL REGRESAR LA ATACO NUEVAMENTE

Una vecina fue golpeada frente a sus hijos y volvió a ser víctima de su agresor pocos días después, porque el hombre se fue de la provincia y evadió la pesquisa policial. Regresó el fin de semana y volvió a atacarla. Fue detenido y estará en prisión por 60 días.
GENERAL PICO – Un camionero atacó a su pareja el jueves pero esa noche se fue de viaje fuera de la provincia y al regresar días después a esta ciudad volvió a golpearla al ingresar en la madrugada al departamento del barrio Malvinas. La mujer presentó diferentes heridas y una lesión grave al recibir un puñetazo en la cara.
El caso de violencia de género es investigado por la fiscalía temática a cargo de Ana Laura Ruffini, quien ya realizó la formalización de la causa y solicitó 90 días de prisión. Por decisión del juez de control se determinaron 60 días de detención mientras avanza la investigación. El hombre es defendido por el abogado Oscar Ortiz Zamora.
La víctima estaba en pareja con el imputado desde hace unos dos años, juntos tienen un hijo de nueve meses, y la mujer tiene también una niña de dos años que es fruto de una relación anterior. En el departamento del barrio Malvinas convivían los cuatro hasta el pasado jueves, cuando el hombre llegó y se enojó con su pareja. En una discusión por celos el hombre comenzó a golpear a la víctima incluso delante de sus dos hijos. Luego él se marchó y la mujer pudo llamar a la policía.
Esa primera denuncia fue radicada por lesiones leves y desde entonces la Justicia solicitó la demora del sospechoso pero el camionero ya había abandonado la ciudad.

Volvió y la atacó.
Pasaron tres días y el camionero regresó a esta localidad pero se acercó primero a la casa de sus padres. El domingo, en las primeras horas de la madrugada, volvió al departamento y nuevamente discutió con la mujer y volvió a golpearla. Esta vez la agresión fue aún más violenta y además de hematomas y escoriaciones la víctima terminó con una fractura en su nariz por el golpe de puño que recibió en la cara.
Como el hombre le rompió el teléfono celular para que no pida ayuda, la joven madre debió acudir con el rostro ensangrentado hasta la casa de una vecina para poder llamar a la policía y además recibir asistencia médica.
Ese día el sospechoso no pudo evadir la búsqueda realizada por las fuerzas policiales y fue aprehendido. En su contra están las denuncias realizadas, los informes médicos de las lesiones y el testimonio de la víctima. Además, este diario pudo confirmar que el hombre tiene otras denuncias en su pasado, también relacionadas por violencia de género. Esas presentaciones en comisaría fueron realizadas por una novia anterior del imputado en relación a amenazas.
Por ahora, el hombre seguirá detenido mientras avanza el proceso judicial en su contra.