Prisión condicional a jóvenes

CONDENA DE TRES AÑOS POR ABUSO DE ARMA DE FUEGO

(General Acha) – La Justicia condenó a Leonardo Gigena y Federico Sarricueta a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, por haber sido autores del delito de abuso de arma de fuego sin causar herida. El hecho se produjo en marzo de este año, frente a una vivienda ubicada al sureste de General Acha.
La sentencia fue dictada el 9 de este mes por el juez de Control Héctor Alberto Freigedo. Los condenados, además, están obligados a cumplir con lo establecido por el artículo 27 bis del Código Penal Argentino. Por eso deben fijar un domicilio de residencia, abstenerse de relacionarse con las víctimas bajo ningún tipo de modalidad, y tienen prohibido de concurrir a sus domicilios. Asimismo deben abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas por el término de tres años, conforme las reglas de conducta previstas en el código mencionado.

Cómputo.
La Oficina Judicial deberá practicar el cómputo de pena respecto a los condenados, y remitir posteriormente copias de las actuaciones pertinentes al Juzgado de Ejecución de la capital pampeana.
El fallo de Freigedo se produjo en el marco del acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Juan Bautista Méndez y los propios condenados con la conformidad de su defensor oficial sustituto Juan José Hermúa.
Se realizó la audiencia de visu, de la que surgió la conformidad de Gigena (18) y Sarricueta (20) a la solicitud fiscal y el acuerdo de la defensa. En el caso de los primeros, reconocieron la existencia de los hechos por los que se lo enjuicia, como su autoría, además de manifestar su conformidad con la pena requerida e informada. Por esa razón, el juez entendió que debía declararse admisible el procedimiento de juicio abreviado al que arribaron las partes.

Hecho.
Los jóvenes fueron condenados por haber efectuado cuatro disparos con armas de fuego -primero uno y después tres- que impactaron contra la pared de la vivienda de una docente, ubicada en Pasaje Celso Valla. Todo lo cual hicieron previo apuntar a un joven, quien se encontraba acompañado por un amigo en el patio situado frente al inmueble mencionado.
El hecho fue registrado el 16 de marzo de este año, aproximadamente a las 1.30, y fue calificado como abuso de arma de fuego sin causar herida, en perjuicio de dos jóvenes de la ciudad.
El acuerdo de juicio abreviado fue presentado ante el Juzgado de Control, después de haberse desarrollado la audiencia de formalización de la investigación por parte de la fiscalía. Antes de eso, personal de Criminalística de la UR III, se constituyeron en el lugar donde ocurrió todo, y efectuó una pericia con láser para trazar las trayectorias de los proyectiles disparados por Gigena y Sarricueta, en función de las vainas halladas en el lugar.

Compartir