Puelches, desolado por una ruta imposible

MALESTAR DE UN PUEBLO QUE VIVE A LA VERA DE LA 152, EN ESTADO DEPLORABLE

Alberto Medina, propietario de la única estación de servicio del lugar, y de uno de los sitios de descanso que existen en Puelches, aseguró que “el mal estado de la ruta 152 es el causante del 90% de los problemas que tenemos”.
La localidad pampeana de Puelches, cabecera del departamento Curacó, se ha visto afectada durante los últimos cuatro años por culpa del mal estado en el que se encuentra la ruta nacional 152. Los turistas que provienen de otras provincias, como Buenos Aires, que antes pasaban por el lugar y paraban a cargar combustible o a descansar en las hosterías del lugar, para luego seguir con su recorrido hacia los puntos turísticos de la Patagonia, han decidido alargar su trayecto y obviarse el disgusto de romper un neumático o sufrir un accidente. Esto ocasionó problemas económicos para los puelchenses, que en su mayoría vivían de la visita de los turistas.
Alberto Medina es un comerciante de la localidad ubicada en el oeste del territorio pampeano, propietario de la única estación de servicio del lugar, y de uno de los cuatro o cinco lugares de descanso que existen en Puelches. “El mal estado de la ruta 152 es el causante del 90 por ciento de los problemas que tenemos acá”, afirmó.
El 80 por ciento del crecimiento comercial de la localidad pegada al Río Salado se produjo gracias al turismo. Hace cuatro años, aproximadamente, cuando la ruta nacional 152 se encontraba en buen estado, los colectivos de larga distancias que transitaban el lugar iban cargados de turistas que descendían a comprar mercadería del mercado de la estación, o degustaban de una comida en alguno de los comedores del lugar.

Colectivos.
De seis empresas de transporte que tenían a Puelches en su mapa de ruta, “con suerte quedó una”, manifestó Medina a LA ARENA. Y aseguró que “esto se debió a que la ruta es intransitable. El que pasa seguro rompe algo. Y, una vez que tienen una fea experiencia no vuelven más”. Los turistas, en cambio, deciden dirigirse a los centros turísticos de Neuquén o Río Negro por la ruta nacional 151, que pasa por 25 de Mayo. Si bien es más largo el trayecto, las buenas condiciones del asfalto facilitan el tránsito de los vehículos.
Puelches, que cuenta con un total aproximado de 600 habitantes, no es la única localidad de la zona que se ve afectada por las malas condiciones de la ruta nacional 152. También han quedado marginados los pueblos de Gobernador Duval, Casa de Piedra y el Parque Lihuel Calel, este último es uno de los centros turísticos más recomendados para visitar en nuestra provincia.

Desempleo.
El dueño de la estación de servicio “Del Oeste”, y de una hostería que lleva el mismo nombre, había comenzado su emprendimiento con un total de ocho empleados. Actualmente, su estación de servicios funciona con cuatro. Él, y su mujer, debieron hacerse cargo de varias tareas debido a la falta de trabajadores.
“Los empleados que abandonaron su trabajo en la estación se fueron a trabajar en otros rubros, como en la salinas que funciona en la localidad, porque en lo que refiere a la parte comercial, la salinas no se han visto afectadas, ya que los camiones transitan igual”, expresó Medina y aseguró que el mal estado de la ruta nacional 152 sólo “afecta al turismo, y este pueblo vive del turismo. Hay cinco hosterías que padecen la falta de turistas desde hace cuatro años”.
Consultado sobre la existencia de refacciones sobre la cinta asfáltica, el comerciante puelchense manifestó que “la refacción de la ruta viene esperando desde hace años. La han emparchado, pero se vuelve a romper. Hay partes que directamente son intransitables, no se puede pasar”.

“No queda otra”.
Medina, explicó que siguen invirtiendo en la estación porque “no nos queda otra”, y contó que, ante la falta de empleados, se encarga de administrar la estación, mientras que los días francos los trabaja con su señora. “Vamos suplantando todo al mínimo. Me encargo de subsistir. Siempre esperando que esto va a cambiar. En otra época, mi mujer se dedicaba sólo a atender el hospedaje. Ahora, hace los turnos del shop, cuando mis empleados tienen días libres”, comentó.

Créditos.
Medina reconoció que ante la mala situación que padecen en la localidad “el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry, está dando créditos para poder recomponer la situación. El problema, más allá de que los créditos ayudan mucho, es que la gente no pasa. Si hubiese turismo no necesitaríamos los créditos”.
La pesca era una de las atracciones que Puelches ofrecía a los turistas. A los que iban a quedarse en la tranquilidad del oeste pampeano, como a aquellos que estaban de paso. Pero, en palabras de Medina, tener el río cerca no fue algo que se haya aprovechado: “Teníamos una pesca espectacular, pero al igual que la ruta, hace cuatro años se cortó. Los fines de semana venía gente, aunque no nos influyó mucho comercialmente. El problema mayor lo tuvo el productor ganadero, ya que comercialmente no se hizo mucho con el río”.
Finalmente, y ante la consulta de cómo se encontraba la situación general de los habitantes, el hombre reconoció que “la situación es mala en general. Acá está todo sobre la ruta, por lo que el 80% de los puelchenses dependen de la ruta”.

Compartir