Quemú, con el distintivo de las pequeñas industrias

FERNANDEZ: "JORGE NO NOS DIO NI LA HORA"

El jefe comunal dijo que tener tantas industrias “nos hace distintos y siempre decimos que es una suerte tener gente que invierte en su pueblo”. Afirmó que con los problemas que padece el país, en Quemú no hay falta de empleo ni grandes dificultades sociales.
Quemú Quemú es una localidad particular. Ubicada en una buena zona para la producción en el campo, cuenta además con casi 30 pequeñas y medianas industrias que le dan ese toque único. El intendente Alfredo Fernández dijo que eso le permite asegurar hoy que aún con los problemas que padece el país no hay falta de empleo ni grandes dificultades sociales.
En diálogo con LA ARENA, el jefe comunal habló además de la falta de terrenos para viviendas, tanto sociales como privadas y dio a conocer parte de sus planes en obra pública. Recordó, por algunas carencias, que la gestión de Oscar Jorge “no nos dio ni la hora”.
“Estamos en cierta manera tocados por una varita mágica, tener tantas industrias nos hace distintos y siempre decimos que es una suerte tener gente de Quemú que invierte en su pueblo y que trae el dinero desde otros lugares, incluso fuera de La Pampa, por lo que es plata que ingresa a nuestra provincia”, y más adelante sostuvo que “en este contexto nacional es muy importante porque hay empleo genuino y el pueblo no está estancado”.
Celebró también que el clima este ayudando a la producción. “Llovió mucho pero no llovió demás”, lanzó y dijo que eso “ha permitido sacar bien la cosecha y no tener problemas con los caminos”. “Más no podemos pedir”, sintetizó.
“Casos con problemas puntuales hay, pero no muchos”, respondió acerca de lo social y deslizó críticas sobre quienes igual van a pedir a la comuna. “Sabemos que en ese sentido hay un problemas cultural y también vemos a gente que va de empleo en empleo y no se conforma, pero eso no es un problema social, es cosa de cada uno”, tiró y reconoció que “puede haber falta de puestos de trabajo para mujeres, pero en general estamos bien, incluso algunos han debido ir a buscar gente a otros pueblos”.
Reveló que las ayudas sociales han pasado por la falta de recursos para afrontar los servicios y para medicamentos y relató que a un grupo de chicos que van a clases de apoyo en la Universidad Virtual que ofrece el municipio se los ayuda con un refuerzo alimentario y con calzado.

Problemas habitacionales.
La falta de viviendas para dar respuesta a la demanda empieza en Quemú, según Fernández, “por la falta de terrenos”. Indicó que no hay espacios disponibles para nuevos barrios sociales “y tampoco para aquellos que a través de créditos o con recursos propios quieren construir”. Destacó que trabajan en el tema y esperan tener novedades en el corto tiempo.
Al hacer referencia a la conducta de los contribuyentes y la recaudación comunal, celebró que “en general la gente paga” y que están los casos “de los que les cuesta un poco más. A esos los llamamos, los invitamos a regularizar y van cumpliendo”, por lo que estimó que “esa buena recaudación nos permite hacer otros servicios sin costo extra, como limpiar veredas, juntar escombros y cosas así y poder mantener el pueblo limpio y prolijo”.
Pero especialmente destina Fernández los fondos “a obras, algunas importantes como la refacción del gimnasio municipal y la remodelación de la plaza”, por unos 15 millones de pesos. También mencionó la compra de un nuevo camión, una barredora. “Hay que ordenarse y se puede y eso intentamos”, opinó y aseguró que “tampoco hemos incorporado gente a la planta de personal, algo que había empezado (Rodolfo) Fito Calvo”. Es su concepto, “somos empleados públicos y debemos administrar bien la plata de la gente, ser ordenados”.

Sin gas.
Sostuvo que por ahora no han dado frutos gestiones para lograr financiación para que unos 80 vecinos puedan acceder a la red de gas. “Buscamos algún tipo de crédito para que la gente pueda hacer la obra y pagar en cuotas. Por ahora lo que hemos podido hacer es ayudarlos con leña para la calefacción”, sostuvo.
Indicó que “en energía no hay problemas pero estamos gestionando junto a la cooperativa fondos para cisternas de reserva de agua”. La localidad ha crecido, la demanda es mayor y frente a cualquier contingencia “no hay posibilidad de una reserva, aunque sea mínima”.
Dijo que en ese sentido las gestiones “vienen desde hace mucho tiempo, pero en su gestión Jorge no nos dio ni la hora al punto que hubo que hacer todo de nuevo porque ni los papeles estaban”.

“Dedicación a full”.
Alfredo Fernández es otro de los intendentes que viene del sector privado y ha desembarcado en el ámbito político por vocación de servicio. “A mí me convocó Fito Calvo ( secretario de Asuntos Municipales) en el gobierno anterior para hacerme cargo de Asuntos Institucionales”, recordó.
Desde entonces dejó de lado por completo su actividad como productor “y estoy cada día trabajando por lo institucional, con ganas de mejorar día más allá de los aciertos y los errores”, indicó.
“Nadie es dueño de la verdad, pero estoy seguro que le pongo toda la garra”, dijo y reiteró que “no es que tengo mis cosas particulares y me dedico en parte al municipio. Para mí los que llegan a la función deben dedicarse a full, no en los ratos libres”, señaló.
“Esto no es tan fácil, antes de entrar sos el mejor y cuando cruzas la puerta ya te empiezan a acusar que viniste a currar, de corrupto. Tenemos familia y un prestigio que defender, por eso hay que hacer las cosas bien. Malos hay en todos lados pero también gente honesta y hay que hacerlo notar”.
Fernández pasó por la cooperativa de servicios públicos, clubes, bomberos “y otras instituciones donde fui viendo y aprendiendo”. Es nacido en Quemú y se graduó en la Escuela Agropecuaria de Realicó y volvió a su pueblo para convertirse en productor. “Mantengo aún parte de una sociedad, pero estoy dedicado totalmente a la intendencia”, finalizó.

Compartir