“Quieren al sindicato para lavar dinero”

(General Pico) – “Creo que todo esto es político y quieren nuestro sindicato para hacer lavado de dinero”, dijo Jorge Figueroa, quien habló ayer sobre la situación del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM).
La comisión directiva del SOEM, que hasta ahora vino dirigiendo el gremio, brindó una conferencia de prensa durante la tarde. Miguel Touceda, representante de prensa del sindicato, junto a Figueroa, la secretaria administrativa Eugenia Canuhe, y otros integrantes dieron a conocer que el sindicato convocará para el 16 de noviembre a elecciones. Y se pusieron a disposición del Ministerio de Trabajo de Nación para que sea intervenido el SOEM.
El secretario gremial, que hasta ahora no fue quitado del cargo, aseguró que lo ocurrido con el sindicato tiene “actores intelectuales” porque afirmó que se trata de “intereses políticos”. Aseguró: “Hoy siento que Rainone ha sido apretado para hacer esto” y afirmó que la comuna se quiere quedar con el SOEM para hacer “lavado de dinero”.
Figueroa aseguró que están abiertos al diálogo pero les negaron audiencias en el municipio y el Concejo Deliberante. Tampoco tuvieron respuesta de la carta enviada al gobernador. El gremialista refirió que la intención de transparentar siempre estuvo y que intentaron hacer entrega de las llaves del SOEM en el ministerio y en la policía.

Llamadas de Verna.
Por otra parte, Figueroa afirmó que concejales del PJ, Héctor Viola y José Luis Angelucci, se acercaron por el proyecto relacionado con los préstamos a los empleados municipales. Y los ediles señalaron que estaban recibiendo llamadas del gobernador Carlos Verna por lo que necesitaban dar solución al tema. Pero una semana después le aseguraron desde el CD que las autoridades que estaban por detrás de esa situación eran el intendente Juan José Rainone y la secretaria de Gobierno, Belén Lavechia.
Acerca del conflicto con la financiera y los préstamos que llegaron a embargar hasta el 100 por ciento de los salarios de algunos trabajadores, Figueroa señaló que ese tipo de descuento figura en el estatuto desde 1985 y el municipio siempre supo al respecto. Además, nunca se obligó a nadie a tomar un préstamo. “Eso está en la Justicia, están esperando para ver si alguien se anima a decir que le puse un arma en la cabeza”, afirmó Figueroa.
“Acá hay muchas cosas que se deben investigar, al municipio, al concejo, al Banco de La Pampa, a todos”, señaló.

“Abuso desleal”.
Figueroa dijo que no tienen ninguna notificación oficial sobre el estado del sindicato o la supuesta acefalía. Por esa razón se envió el pedido al ministerio, a través de la sede provincial, solicitando que se investigue qué ocurrió con el expediente. También, se hizo una denuncia formal contra el municipio por “abuso desleal de autoridad”, indicó Figueroa, por el perjuicio a los integrantes de la comisión directiva y personalmente por los allanamientos que se realizaron en su vivienda. “Hemos sido muy ensuciados todos y particularmente yo”, afirmó.
Las presentaciones se realizaron ante el Ministerio de Trabajo, donde se denunció al Secretario de Hacienda, Ricardo Biglia, al intendente Juan José Rainone, a la letrada Valeria Malvicino y la encargada de recursos humanos Andrea Bustos. Además hubo una presentación en la Justicia, a través de los abogados del Estudio Pellegrino-Alassia, y en presencia del juez de control Diego Ambrogetti.
A la comuna se le envió una intimación para que entregue el dinero retenido de los salarios de los empleados municipales, fondos que no fueron entregados este último tiempo al SOEM.
Todas estas situaciones han influido de forma perjudicial en el sindicato al punto de llegar al desfinanciamiento con una docena de cheques que rebotaron en el Banco de La Pampa. Además, el sindicato es garantía de unos 25 comercios de la ciudad en los cuales los empleados municipales tienen facilidades de pago, y con esta situación algunos trabajadores han incumplido con el pago de cuotas.

Compartir