Radican denuncia por mala praxis

FAMILIARES DE MUJER FALLECIDA ACCIONAN JUDICIALMENTE CONTRA EL HOSPITAL PIQUENSE

Familiares de una mujer alvearense que falleció días atrás en el Hospital Gobernador Centeno de General Pico, horas después que fuera internada, presentaron ayer una denuncia contra el centro asistencial en la Unidad de Atención Primaria (UAP) de los tribunales piquenses. Durante el mediodía del viernes, Nélida Calderón (54), con una disfunción en los riñones fue derivada desde el Hospital Reumann Enz de Intendente Alvear al centro de salud de General Pico, para su atención. A pocas horas de su ingreso, luego que le realizaran distintos estudios y que se complicara el cuadro, los profesionales de la salud anoticiaron a sus familiares del deceso. Esto generó una gran tristeza y sorpresa a la vez en la familia de la fallecida, quienes indicaron que la mujer ingresó en buen estado de salud al centro asistencial.
Ayer a la mañana, minutos después de las 10, familiares de Calderón, entre ellos su pareja Oscar Camargo y su hija Yanina Ortiz, llegaron desde Alvear a los tribunales locales y realizaron una presentación en la UAP.
El hombre, quien se mostró muy compungido por la pérdida, relató la sucesión de los hechos que terminaron con el fallecimiento de la mujer. “Venimos a denunciar que a ella la trajeron el viernes a las 12.30 al hospital y resulta que no la atendían. Vino de Alvear, por motivo que tenía un problema en los riñones y pasaban las horas y no la atendían. Yo vine de Alvear para acá a las 18 y no le habían resuelto nada, no me dejaban pasar”, dijo. Agregó que a Calderón le practicaron una serie de estudios médicos sin la autorización de los familiares, y a las pocas horas los anoticiaron del fallecimiento.

Falta de explicaciones.
Ortiz se quejó de los malos tratos recibidos en el centro de salud local, y se refirió al incidente protagonizado luego que conocieran el deceso de la mujer, tras el cual fue convocado el personal policial.
“Toda la tarde estuvimos, yo iba a preguntar si estaban los estudios de mi mamá y me decían que no estaban y que me fuera para afuera porque había mucha gente”, indicó. Además dijo que luego de saber del deceso de su madre, le pateó la puerta a un médico, a quien le había ido “a pedir explicaciones” y que a raíz de tal incidente fue convocada la policía.
La mujer se quejó de no haber recibido una explicación de las causas de la muerte, de parte de autoridades del centro de salud, ni del profesional que atendió a su madre. “Le fue a pedir explicaciones a un médico y le pateé la puerta y me llamaron a la policía. Fuimos a pedir una explicación, no era para que llamaran a la policía”, señaló.
Otra de las denunciantes, manifestó que la mujer la tenían en “estado de abandono” en una cama del hospital local. “Estaba desnuda, con un pañal, sin sábanas, sin nada. Tirada en una cama, con suero nada más. En estado de abandono estaba mi mamá”, dijo una de hijas de la fallecida.
Por último, se quejaron que el médico que la atendió “nunca dio la cara”, y que fueron anoticiados a través de una enfermera del centro de salud.
Los familiares de Calderón, indicaron que radicaron la denuncia contra el hospital piquense y que a partir de ahora buscarán asesoramiento legal a través de un abogado.