Ráfagas huracanadas provocaron destrozos en Quemú Quemú

Una intensa tormenta con ráfagas de viento fuerte causó este domingo serios destrozos en diferentes puntos de la localidad de Quemú Quemú. Se volaron techos, se cayeron árboles y la localidad sufrió un corte eléctrico durante al menos una hora. Hubo tres casas afectadas en su estructura, por lo que las familias recibieron ayuda por parte del municipio local y del Ministerio de Bienestar Social de la provincia.
La tormenta se desató entre las 21 y las 22 horas y durante ese lapso el viento afectó seriamente la construcción de un nuevo complejo de oficinas de la municipalidad. Se derribó, casi completo, el techo y parte de las paredes. Es la misma construcción que en enero de este año también se vio dañada por el viento.
Las intensas ráfagas también volaron otros tres techos de viviendas de vecinos, derribaron árboles y diseminaron una importante cantidad de ramas.
Ayer por la mañana, el intendente Rodolfo Calvo junto al secretario de Acción Social municipal, Daniel Luna, y al director de Obras y Servicios, Carlos Maguregui, recorrieron la localidad y se acercaron a los vecinos afectados para evaluar los daños ocasionados por el viento.
"Por el momento no tuvimos que evacuar a los damnificados y se está trabajando para poder reparar los techos de los vecinos lo antes posible para que no tengan que abandonar sus casas", dijo Luna.
Por su parte, desde el MBS los funcionarios se pusieron a disposición para asistir a los damnificados. La subsecretaria de Política Social, Patricia Asquini, se comunicó con el secretario de Gobierno del municipio, Alfredo Fernández, ofreciendo la ayuda correspondiente para la ocasión, poniendo a disposición los recursos materiales para la atención de las familias. Desde la comuna requirieron chapas y perfiles.