Ranqueles insisten en cambio de nombre de la plaza central

VICTORICA: 134º ANIVERSARIO DE LA BATALLA DE COCHICO

El paseo “Héroes de Cochicó” guarda los restos de los soldados que diezmaron a las tribus ranquelinas y del cacique Gregorio Yankamil. “No pueden revestir de héroes a los soldados de Roca de la misma manera que a los lanceros de Yankamil”, dijo Hilda Pereyra.
En la plaza “Héroes de Cochicó” de Victorica tuvo lugar el viernes el acto central para conmemorar el 134º aniversario de la Batalla de Cochicó, que se produjo el 19 de agosto de 1882 en el paraje Cochicó, ubicado en cercanías de Puelén. Allí se habían refugiado los restos de tribus ranquelinas capitaneadas por Gregorio Yankamil.
Los aborígenes con boleadoras y lanzas fueron diezmados por los soldados armados que habían partido desde Victorica. Una pirámide ubicada en el centro de la plaza del pueblo guarda los restos de los soldados elevados a la categoría de “héroes” por la historia oficial mientras que en uno de los laterales del paseo público, se encuentra el monumento al cacique Yankamil, donde descansan sus restos desde 2006.
Al acto asistieron banderas de ceremonias de escuelas, funcionarios municipales, concejales y el bisnieto de Yankamil, el lonko Luis Dentoni. En nombre de la comunidad aborigen Gregorio Yankamil habló Hilda Pereyra, quien recordó que el 18 de agosto, se cumplió un año más del fallecimiento de Panguitruz Nürü, uno de los caciques más importantes para la Nación Rankül, conocido como Mariano Rosas.
Y el 19 de agosto se cumplió una década del traslado de los restos del cacique Yankamil desde el cementerio local a la plaza. “Son 10 años en el que se rinde su merecido homenaje a ese hombre que luchó y defendió el alto nombre de la Nación Rankül frente al atropello sistemático de las fuerzas militares de Julio A. Roca, uno de los personajes más salvajes que tiene la historia de nuestro país, quien sólo se quedó en el intento de cumplir su plan”, expresó Pereyra.
“No fue una conquista, no fue un plan patrio, fue un intento de exterminio que no llegó a ser tal y esta plaza es uno de los más grandes signos de lo que digo. Aquí está el líder de los verdaderos héroes que resistieron un sinfín de ataques, pero además en nuestro país estamos todas las comunidades aborígenes organizadas y en La Pampa no nos apartamos de esa realidad”, afirmó.

“Erróneo nombre”.
“En agosto de 2013 presentamos un proyecto ante el Concejo Deliberante de Victorica en el que propusimos el cambio de nombre de la plaza. Llamar a una plaza Héroes de Cochicó siendo que se encuentran dos representaciones que se enfrentaron, no puede negarse la contradicción y confusión que genera esto, puesto que en una batalla unos son agresores y otros agredidos, por lo tanto no pueden revestir de héroes a los soldados de Roca de la misma manera que a los lanceros de Yankamil”, diferenció.
“Hoy seguimos insistiendo que nuestro proyecto se debata y que se corrija el erróneo nombre de nuestra plaza central”, reclamó.

Exterminio.
La concejala Alicia Díaz dijo que “la Batalla de Cochicó culminó con el exterminio de un pueblo, que sufrió los avatares sistemáticos de España y de criollos. A varias décadas, de este suceso me pregunto si la historia no se está repitiendo, si aún no son vulnerados los derechos con la quita de tierra de nuestros oesteños, o la quita de nuestro río Atuel por parte de Mendoza”, reflexionó. Y dejó una frase que alimenta la controversia local: “Esta plaza histórica reconoce la gesta y honra a los dos contendientes”.