Rayo provocó incendio

TORMENTA EN TELEN: MUEREN VACUNOS

La fuerte tormenta eléctrica que se registró el sábado en la zona rural de Telén dejó como saldo una persona afectada por una centella y más de 6.000 hectáreas incineradas, con mortandad de animales, a raíz de un rayo.
El fenómeno climático comenzó en horas de la mañana. Un rayo cayó en el establecimiento rural denominado “El 25” y provocó un foco ígneo de magnitud que devoró unas 6.700 hectáreas y se llevó la vida de varios animales. La propiedad está ubicada sobre la ruta provincial 10 a unos 60 kilómetros de Telén.
Las llamas fueron sofocadas por los dueños del campo, sus empleados y vecinos de predios lindantes, que se acercaron a ayudar. “Tenía las picadas reglamentarias, pero el fuego fue tan voraz que no dejó absolutamente nada”, expresó uno de los propietarios del predio afectado. “Encontramos alrededor de cinco vacunos muertos, entre vacas y terneros. De todos modos, a medida que comencemos a recorrer el interior del campo esa cifra va aumentar porque ardió de una manera que no dejaba nada a su paso. Calcinó la tierra, quemó y destruyó alambrados. Fue un año (el 2016) con un buen régimen de lluvias, que dejaron buenas pasturas, pero al estar secas son el combustible ideal para que pase lo que sucedió”, afirmó el damnificado a Infohuella.

Hospitalizado.
El mismo día, a la tarde, un joven empleado de la municipalidad de Telén debió ser hospitalizado tras ser alcanzado por una centella en un campo ubicado a unos tres kilómetros del casco urbano.
“Afortunadamente se encuentra fuera de peligro, aunque presenta contracturas en la espalda y debe someterse a un tratamiento médico”, contó ayer a este medio el intendente de la localidad Saúl Echeveste.
El trabajador, de 28 años, estaba en una chacra donde había ido a llevar agua por la sequía reinante, y en un momento en que se apoyó en un alambrado recibió la descarga eléctrica. “Había tormenta, tronaba, pero no tanto. Sentí una fuerte ‘patada’ que no me tiró porque estaba apoyado al alambre y a la camioneta. Me dejó un puntazo en la espalda que todavía no se me pasa”, relató a la prensa oesteña. Recibió las atenciones médicas y tiene que practicarse sesiones de kinesiología para relajar la tensión muscular.