Realizan censo canino

TENENCIA RESPONSABLE EN WINIFREDA

La Municipalidad de Winifreda comenzó esta semana un censo canino para conocer el número de animales que cuentan con un hogar y su estado sanitario. La secretaria de Cultura municipal, Claudia Visbeek, además encargada de los asuntos ambientales, contó que los censistas denominados “promotores ambientales” recorren casa por casa en busca de datos específicos de los perros y sus dueños, los cuales vuelcan en una planilla.
Concretamente consultan sobre cantidad de canes, sexo, edades, raza, si tienen algún control de fertilidad (castración, anticonceptivo), si permanecen libremente adentro de la vivienda o están atados o sueltos con acceso a la calle y si están vacunados o esterilizados. Los canes considerados potencialmente peligrosos también serán censados dejándose asentado que figuran en esa categoría y las condiciones en que habitan.
Toda esta información, junto con la foto del can, será volcada a un registro municipal de propietarios de caninos, creado recientemente por ordenanza municipal. Esa tarea la realizará el bromatólogo municipal y veterinario Agustín Pieraligi.
El municipio confió el trabajo de campo en cuatro jóvenes winifredenses que están cursando carreras terciarias o universitarias. Ellos son Lautaro Navarro, Luján Rosales, Maia Bellendir y Anabella Pérez.
“Si alguna persona quiere acercarse al municipio para inscribir a su mascota puede hacerlo, pero los promotores ambientales van a ir a todas las casas. Solicitamos a la población que los atiendan y les den todos los datos”, pidió Visbeek.

Entregan chapita.
Culminada la actividad y establecida la cantidad de canes, la comuna entregará a sus propietarios una chapita la cual tendrá grabada el número de registro, datos personales del animal y su poseedor.
“En caso que ese perro se encuentre en la vía pública, muerda a alguien, le pase algo o este perdido, podremos llamar a su dueño y con el número de registro sabremos su estado sanitario”, apuntó Visbeek al ampliar los alcances del plan de tenencia responsable. Mientras tanto, la comuna continuará vacunando en forma gratuita contra la rabia los días miércoles y haciendo entrega de antiparasitarios.
Después del censo, los animales en situación de calle o que se encuentran solos serán vacunados y castrados y llevados a la canilera municipal, que alberga unos 30 perros. Se impulsarán campañas de adopción. “La idea es desterrar la perrera, que no exista más, porque creemos que los perros no deben andar por la vía pública, alguien tiene que hacerse cargo de ellos, su espacio no es la calle sino un lugar del patio de la casa”, finalizó Visbeek.

Compartir