Realizaron censo de aves acuáticas

MONITOREO EN EL SALITRAL LEVALLE

El censo neotropical de aves acuáticas fue realizado por personal del Parque Nacional Lihué Calel. Así se cumplió con el programa de monitoreo y conteo de aves que se hace dos veces al año en todos los países de América del Sur.
Personal del Parque Nacional Lihué Calel realizó recientemente un Censo Neotropical de Aves Acuáticas correspondiente a la temporada de invierno. Se trata de una actividad que se lleva a cabo desde el año pasado en el salitral Levalle, situado en la zona norte del predio. Representa un importante ambiente acuático, y fue incorporado hace tres años.
Las especies censadas fueron Flamenco Austral, Tero Real y Chorlito Doble Collar. El trabajo fue desarrollado por el guardaparques, quien contó con el acompañamiento de integrantes de la intendencia del área protegida, sumándose a su vez el personal que se desempeña en el parque.
El Censo Neotropical de Aves Acuáticas (CNAA) es un programa de monitoreo a largo plazo, que consiste en el conteo de aves acuáticas que se realizan dos veces al año, en febrero y en julio, en todos los países de América del Sur.

Objetivos.
El objetivo de este tipo de tareas es aportar al conocimiento y conservación de los humedales, y las aves acuáticas, y contribuir a la determinación de prioridades de investigación y conservación mediante la identificación de humedales de importancia internacional o de sitios que albergan especies amenazadas.
A partir de la implementación de este programa, se pretende colaborar con la implementación de tratados internacionales como la Convención Ramsar o de los humedales, la Convención de Biodiversidad y la Convención de Bonn o de especies migratorias. Además, se busca ofrecer el marco necesario para el monitoreo de los humedales de importancia internacional o regional, y estudiar la distribución y la abundancia de las aves acuáticas del Neotrópico, aportando información de base para su conservación y manejo.
Capacitación.
Por otra parte personal del Parque Lihué Calel participó de la capacitación que se llevó a cabo hace unos días en el Centro de Formación y Capacitación en áreas protegidas, sobre entorno del fuego y seguridad en el combate, y primeros auxilios.
Los cursos estuvieron a cargo de la Coordinación de Lucha contra Incendios Forestales (CLIF), y como instructores estuvieron Tomas Withington y el guardaparque de apoyo Juan Manuel De la Rosa. También prestaron su colaboración en el desarrollo del curso de Primeros Auxilios, los guardaparques Fernando Morosini y Marian Mirabelli, de los parques nacionales Quebrada del Condorito y Lihué Calel.
Durante las dos primeras jornadas, los participantes trabajaron con herramientas teórico prácticas en la identificación y manejo de incendios. Se trata de una capacitación que es continuación de la iniciada el año pasado, para la formación de jefes de cuadrilla en las regiones NEA, NOA y Centro del país.
En los días restantes se desarrollaron técnicas y estrategias para una correcta intervención del personal en situaciones de crisis y emergencia; oportunidad en la que se abordaron aspectos a considerar en la aplicación de primeros auxilios antes, durante y después de tales intervenciones.