Recategorizan a empleados

WINIFREDA: EL EJECUTIVO NO IMPLEMENTO SISTEMA DE CONCURSOS

La intendenta Marta Berg dijo que era “muy complicado” instrumentar el procedimiento administrativo. En cambio optó por evaluar cantidad de inasistencias y compromiso al trabajo. La mayoría de trabajadores recibieron una o dos categorías y los contratados pasaron a tener estabilidad laboral.
Cuando inauguró el período de sesiones ordinarias del año pasado, la intendenta de Winifreda Marta Berg, había anunciado que durante ese período iba a recategorizar a los empleados municipales de planta permanente por concurso. Los concejales del Partido Justicialista calificaron de “positivo” ese procedimiento administrativo y estaban dispuestos a apoyarlo si se implementaba también para el ingreso de personal a la administración pública lugareña porque así se rompería con la práctica de nombrar empleados por afinidad política con el Ejecutivo comunal de turno.
La jefa comunal finalmente dio marcha atrás con lo anunciado y en diciembre de 2014 recategorizó a los trabajadores que tenían categorías intermedias y bajas sin poner en marcha el sistema de concursos.
Según explicó, “averiguamos en Casa de Gobierno como se instrumentan los concursos y es complicado porque dentro de la administración pública todos deberían saber lo que se hace en obras públicas, tránsito, y guías. El encargado de este último sector, por ejemplo, tendría que capacitar al resto del personal para luego tomarles una evaluación. Lo mismo en la parte de servicios generales, el que maneja una motoniveladora debería ser evaluado por el responsable de caminos vecinales”.
-¿Por qué dice que es complicado?
– No son demasiadas las personas que manejan máquinas pesadas. Entonces decidimos con los concejales y el secretario tesorero hacer una recategorización a todos los empleados, a partir de la categoría 6 hasta la 16. Los que tienen categorías altas no recibieron aumento, en cambio los demás recibieron una o dos categorías dependiendo del tiempo en que no eran recategorizados y otros empleados por la responsabilidad que tienen tuvieron alguna categoría más.

Contratados.
Berg amplió: “Se eligió empezar por la seis porque es una categoría intermedia. Además, se pasó a planta a personas que estaban contratadas hace más de ocho años y otras que tenían una relación laboral con un contrato no equiparado pasaron a uno equiparado. Obviamente ya estaban las vacantes en el presupuesto municipal”.
Con estos movimientos la masa salarial del municipio aumentará entre 25 mil y 35 mil pesos cada fin de mes.
-¿Cómo determinan si un empleado es idóneo para la tarea que está realizando si no fue evaluado en el concurso?
-Nos hemos llevado por lo que visualiza el capataz que los tiene a cargo. Revisamos el reloj de ingreso para determinar si han faltado demasiado o no, las inasistencias justificadas o injustificadas, el compromiso puesto en el trabajo porque más allá que vengan todos los días a lo mejor no están abocados a su tarea. Todos estos aspectos fueron tenidos en cuenta para hacer estas recategorizaciones.
“Hasta hora no he recibido ninguna queja, sí se han acercado empleados a mi despacho para agradecerme la recategorización o la puesta en planta permanente”, finalizó Berg.