Reclamo por tierras ancestrales

CONSEJO ABORIGEN EN GENERAL ACHA

Miembros del Consejo Provincial Aborigen (CPA), encabezados por Javier Weiz, visitaron la ciudad para mantener un encuentro con intendenta, María Julia Arrarás y Miguel Patiño de la comunidad aborigen Panguitruz Gner. Además asistieron el presidente del Consejo de Lonkos, Pedro Coria y descendientes de Mariano Rosas.
Durante el temario abordaron el pedido de la comunidad aborigen ranquel, por parcelas situadas muy cerca del radio urbano de General Acha, por las cuales ya se han ocupado comisiones del Consejo Provincial Aborigen, como por la presidenta del CPA, Fernanda Alonso, que en una nota pidió la gestión ante la comuna local.
La jefa comunal habló de la posibilidad de ceder otros terrenos para los descendientes del cacique Mariano Rosas, ya que los actuales a su criterio se encuentran en solares del municipio y en donde se avanza en proyectos para la construcción de viviendas para la localidad.

Restitución.
En otra actividad relacionada con las comunidades originarias, la ministra de Desarrollo Social y presidenta del Consejo Provincial del Aborigen, Fernanda Alonso, se reunió días atrás con miembros del Consejo de Lonkos, representantes de las Comunidades y de la Comisión de Cultura y Educación, para acordar la restitución a La Pampa de los restos mortales del “Cacique Rankel Gherenal”, muerto hace 137 años en un combate.
La entrega estará a cargo de la comunidad Mapuche-Tehuelche de Tapalqué, en la provincia de Buenos Aires el próximo domingo. La Comunidad Peñi-mapú, en representación de la organización del Parlamento Mapuche-Tehuelche de Buenos Aires, entregará los restos del cacique Gherenal al pueblo Ranculche de nuestra provincia. También asistirán representantes achenses.

Historia.
Las crónicas señalan que el 11 de junio de 1879, durante la campaña del general Julio Argentino Roca, una división comandada por el sargento mayor Florencio Monteagudo, buscaba a Gherenal (Zorro Batallador), junto al cacique Agner y los rodeó entre los ríos Coricó y Colorado, en el actual territorio de La Pampa.
El parte militar de Monteagudo cuenta que “Agner y Gherenal han muerto con una lanza en una mano y un puñal en la otra, defendiendo con el fuego de una pasión salvaje el desierto que creían dominar eternamente”. Y añade: “Este asesinato fue registrado como un combate, lo cual resulta muy particular ya que los únicos muertos son los lonkos perseguidos con saña durante días y cuyas tolderías principales en las sierras de Choique Mahuida de la Pampa ya habían sido destruidas”.
Los restos de Gherenal estuvieron en el Museo de La Plata, formando la colección de 300 cráneos donados por el jurista y escritor Estanislao Zeballos, quien los había obtenido tras saquear sus tumbas entre 1870 y 1880.

Compartir