Reconstruyen homicidio de Oscar “Gato” Soria

HAY DOS IMPUTADOS Y ESTAN DETENIDOS

GENERAL PICO – Con la coordinación del juez de control Diego Ambrogetti se llevó a cabo ayer a la tarde, la reconstrucción del homicidio de Oscar “Gato” Soria (62), cometido el jueves 3 de agosto pasado en el sector del barrio Rucci y por el que hay dos personas imputadas y con prisión preventiva.
Poco después de las 14, personal policial cortó el paso en las esquinas de las calles 111 y 10 y 111 y 8, para llevar a cabo la reconstrucción del crimen que se investiga. En esa cuadra, donde funcionaba la zapatería que atendía Soria, se instalaron los funcionarios judiciales, encabezados por el fiscal general Armando Agüero, peritos forenses como el médico Graciano Masó (quien practicó la autopsia y determinó que se había tratado de un homicidio y no de una muerte accidental), efectivos de Criminalística de la UR II y demás autoridades policiales. También participó el joven que está detenido en calidad de coautor y que en fiscalía habría reconocido la autoría del crimen. En este caso, al detenido se lo vio esposado junto a un policía y con un casco negro colocado en la cabeza, para ocultar su rostro, atento a que aún deben realizarse las ruedas de reconocimiento.
Esta primera parte de la reconstrucción se llevó a cabo en el lugar donde Soria fue atacado y herido de múltiples puñaladas. Luego los investigadores judiciales se trasladaron al Barrio Federal, donde semanas atrás se concretaron allanamientos que permitieron sustanciosos avances a la investigación.

Detenidos.
El 19 de octubre, Ambrogetti les dictó la prisión preventiva hasta la finalización del proceso a las dos personas que fueron detenidas por la muerte del zapatero.
Uno de los aprehendidos es un joven de 24 años, quien goza de libertad condicional en el marco de una causa en la que fue encontrado culpable del delito de robo con arma; y una mujer (34), sin antecedentes. La fiscalía busca acreditar que los imputados intentaron cometer un robo en el local comercial que Soria atendía en la calle 111 entre 10 y 8, pero que la situación se les habría desbordado y ante la resistencia del comerciante, el joven lo habría herido de muerte con un arma blanca.
La fiscalía sostiene que la mujer “contrató” al joven para cometer el robo en la zapatería de Soria y que para ello, lo llevó en moto hasta el barrio y lo dejó en la esquina, para luego irse juntos.