Recuperan más cerámicos en dos allanamientos

(General Pico) – En dos allanamientos realizados en la mañana de ayer, vinculados a la investigación del robo que sufriera la familia Pechín, personal de la Comisaría Primera secuestraron diez cajas de porcelanato de 60 por 60, valuados en 30 mil pesos, que serían producto de un robo a un vecino de apellido Tellechea.
El poblador denunció el robo a comienzos de mes. El faltante se produjo de una vivienda en construcción de calle 16 entre 109 y 111 de esta ciudad.
En el primero de los dos allanamientos, en una vivienda del barrio Rucci, los pesquisas secuestraron documentación valiosa para la causa. En el otro procedimiento hallaron las cajas de porcelanato que estaban depositadas en un cuarto del domicilio allanado. Estos cerámicos se suman a otra buena cantidad de esos materiales que fue decomisada en el procedimiento practicado en la casa de uno de los sospechosos.
Por esta causa están siendo investigados dos hombres. Ambos permanecieron detenidos por 24 horas y se los liberó, aunque la investigación sigue. Esta circunstancia molestó a los jefes policiales, particularmente al subcomisario Alfredo Rebichini -jefe de la Comisaría Primera-, porque uno de los hombres liberados tiene serios antecedentes por robo. El otro no posee antecedentes, pero se halló en su casa todo lo sustraído.
Rebichini lamentó que el nuevo código procesal impida mantener en prisión a los autores de estos robos. Expresó que estos hombres no contribuyen en nada al esclarecimiento del delito y por el contrario, en libertad solo entorpecen la tarea policial.

Elementos.
En la casa del hombre sin antecedentes la policía encontró la semana anterior una importante cantidad de elementos robados. Varias cajas de cerámicos, una valiosa heladera, un televisor Led, una notebook, un Smartphone, dos bombas de agua sumergibles con cables subterráneos, una decena de bombas centrífugas, una hidrolavadora, artefactos sanitarios y diversas herramientas.
Además, se le secuestró el vehículo que utilizaba con un carro de pequeñas dimensiones.
Al cumplir con un procedimiento de rigor, la verificación técnica vehicular, oficiales de la Brigada de Investigaciones de la UR II establecieron que las numeraciones identificatorias de una Peugeot Partner, estaban burdamente adulteradas, por lo que se sospecha que el utilitario también proviene de un robo.