Repararán el subsuelo de tribunales

GENERAL PICO: INTERESADOS EN REALIZAR LA OBRA VISITAN EL SECTOR DE ARCHIVO

El segundo subsuelo de tribunales tiene filtraciones por el nivel de las napas subterráneas y esta semana, aprobado el llamado a licitación, arquitectos y empresas constructoras visitan el lugar para analizar los trabajos que va a requerir ese espacio.
Según el decreto 3261 el gobierno pampeano aprobó el pasado mes, por la Dirección de Obras Públicas el llamado a licitación para la obra con un presupuesto de 2.526.432 pesos a valores de abril de este año. El plazo de ejecución es de 60 días corridos.
Se trata del espacio de archivo del edificio ubicado en calle 22 esquina 9. La sede tribunalicia tiene una planta baja donde está el ingreso a la Unidad de Atención Primaria y la Cámara Gesell, en el primer piso se encuentra la fiscalía y juzgados civiles. En el segundo piso están las salas de audiencias, las oficinas de los jueces, el Juzgado de Ejecución Penal y la biblioteca. Descendiendo se encuentra el primer subsuelo que corresponde al sector de la alcaidía y después el segundo subsuelo donde funciona el archivo.
El edificio fue construido en 1987 y hace más de una década el subsuelo comenzó a tener problemas por las filtraciones de agua. En ese entonces se hizo una primera reparación. Se quitó el piso de granito, se hizo un bombeo para deprimir las napas, se colocó una carpeta de 10 centímetros de concreto y una malla. Esa mejora se mantuvo por algunos años pero poco a poco el agua volvió a surgir y para 2013 el piso se deformó con un importante declive.

El archivo.
El subsuelo está a seis metros de profundidad con respecto al nivel de la calle. Allí están las estanterías repletas de archivos de papel que deben ser preservados. No es un lugar en el cual haya personal permanente pero sí pasan por allí los empleados judiciales.
Ahora para poder ingresar al subsuelo se colocaron unas planchas de madera que sirven para evitar el agua, y la humedad ha ganado las paredes y el piso.
El proyecto de reparación incluye un sistema de drenaje y la construcción de una loza invertida, para frenar el ascenso del agua. Entonces, la obra a realizar debe considerar un cambio de piso pero también incluirá subir la caja del ascensor, levantar unos 30 centímetros la altura del pasillo y canalizar el agua. Además del líquido de las napas, hasta el subsuelo llega el desagote de todo el edificio por lo que se deberán instalar bombas en el cuarto de máquinas para subir las aguas residuales hasta el sistema de desagote urbano y garantizar que las refacciones sean eficaces y duraderas.
La base del edificio no estaría en riesgo, afirmó la fuente consultada, porque tiempo atrás ya se trabajó sobre esa situación.
Estos trabajos forman parte de un proyecto más grande. El gobierno pampeano también incluyó en los planes de reparación el sistema de climatización del edificio. Con un presupuesto general de más de 13 millones.

Compartir