Resaltaron figura de Belgrano

ACTO OFICIAL POR EL DIA DE LA BANDERA EN LA LOCALIDAD DE DOBLAS

El ministro de Gobierno y Justicia fue el orador de la ceremonia que presidieron el gobernador Carlos Verna y el intendente Fabián Zabala. Lo recordó como impulsor de la educación popular, la industria nacional y la justicia social.
El acto oficial por el aniversario del fallecimiento del General Manuel Belgrano, instaurado desde 1938 como el Día de la Bandera, se realizó ayer a la mañana en la localidad de Doblas, con la presencia del gobernador Verna, el intendente anfitrión, la senadora nacional Norma Durango, el ministro del Superior Tribunal de Justicia, José Sappa, y los ministros de Gobierno y Justicia, Bensusan, de Educación, María Cristina Garello, y Seguridad, Juan Carlos Tierno, entre otros funcionarios de segunda y tercera línea de la provincia y la comuna local.
El marco se completó con las autoridades educativas, militares, policiales y de seguridad, veteranos de guerra, delegaciones escolares, representantes de instituciones intermedias y un gran número de vecinos, según consignó el boletín de prensa de Casa de Gobierno. Las banderas de ceremonias presentes fueron las de la Escuela 38 (Doblas), 45 (Ataliva Roca), 32 (Quehué) y el Instituto José Manuel Estrada, la Bandera Nacional de Guerra del Regimiento de Infantería Mecanizado N° 6 “General Viamonte”, la Bandera Nacional de Guerra del Regimiento de Infantería Mecanizado N° 12 “General Arenales”, la bandera del Instituto Superior Policial (ISP) y la Bandera de Antaño de la provincia de La Pampa.

196 años después.
A solo cuatro años de cumplirse el bicentenario de la muerte de Belgrano, el ministro Bensusan fue el encargado de recordarlo ante los asistentes. Lo calificó como un patriota que sin ser militar no dudó en tomar las armas para perseguir el ideal de libertad e independencia, soñando con una patria soberana que pudiera decidir su propio destino, y pensándola desde el corazón de América Latina.
“Jamás persiguió beneficios personales y murió en la pobreza extrema, desgarrado por el dolor de una guerra civil que enfrentaba a hermanos de una misma Patria. Siempre supo que sólo se construía la casa común de los argentinos a través de la independencia política y la soberanía económica, por eso fue un firme impulsor de la educación popular, la industria nacional y la justicia social”, sostuvo.
Entre sus actos patrióticos, recordó su resistencia a las invasiones inglesas, su compromiso con la Revolución de Mayo de 1810 y su entrega como militar al servicio de la independencia. “Aun en los momentos difíciles de la derrota se mantuvo firme en sus ideales, y fue capaz de enfrentar las decisiones del centralismo porteño cuando éste ponía en riego la titánica tarea de enfrentar al poder colonial español. Fue un intelectual preocupado por realizar aportes que mejoraran la calidad de vida de la sociedad en aquella época, y siempre reconoció a la patria como la unión del criollo y los pueblos originarios, lejos de la visión europeizante que los trataba de bárbaros incultos”, expresó.

“Un último pedido”.
Zabala, el otro orador de la ceremonia, recordó que Belgrano legó a los argentinos el símbolo de la Nación, la Bandera, y la enarboló por primera vez hace 204 años en Rosario. “Hubo hombres y mujeres como ustedes, que imaginaron un pedazo de tierra donde ser libres, personas capaces de cumplir todos los sueños cueste lo que cueste, personas que al nombrarlas hay que hablar de esfuerzo, generosidad y honestidad, de sincera defensa a la libertad y a los derechos del hombre, y por supuesto, de amor por la educación”, expresó.
Dijo que Belgrano murió un 20 de junio dejando un último pedido: “Trabajar por la Patria y por nuestra Bandera. Esa Bandera que prometemos defender, respetar y amar, la misma que expresa la unidad y la identidad nacional, la que debe mantener su pureza sin tener una mancha de injusticia o desigualdad. La misma que reclama que debemos trabajar todos juntos, donde cada uno desde su pequeño lugar transmita el valor por la misma, porque nuestra bandera es la misma para todos y nos recuerda que tenemos el mismo origen y el mismo destino, y que juntos podremos realizar cada uno de nuestros sueños”.

Promesa y juramentos.
Tras los discursos, la ministra Garello tomó la promesa de lealtad a la bandera a los alumnos de 4° grado de las escuelas de Doblas, Ataliva Roca y Quehué. Luego, el rector del Instituto Superior Policial, René Bossio, tomó juramento de fidelidad a la bandera a los cadetes del segundo año de esa institución. Por último, el jefe de Tropas, Teniente Coronel Alfredo Massarelli, tomó juramento a los soldados voluntarios recientemente incorporados a la X Brigada Mecanizada “Teniente General Nicolás Levalle”.

Compartir