Rescindieron con constructora y sigue la comuna con la obra

(Macachín) – Causa incertidumbre que la Provincia rescindiera con la constructora por las demoras. Ahora los trabajos avanzan lentamente con el esfuerzo de empleados municipales.
La obra de ampliación del hospital Heraclio Luna de esta localidad, sigue inconclusa a pesar de que el plazo de ejecución venció hace meses. Desde diciembre habilitaron en forma precaria parte de las reformas, pero está lejos de que funcione con la complejidad anunciada.
La obra de ampliación del centro de salud, según la licitación ganada por la empresa constructora de Carlos Daniel Massera, tenía como plazo de ejecución 270 días corridos, exactamente nueves meses. Y debió estar concluida en febrero de 2008.

La licitación.
La apertura de sobres de las ofertas licitatorias fueron abiertas en octubre de 2006. El acto fue presidido por el entonces gobernador Carlos Verna. La propuesta ganadora fue la de la empresa Massera que cotizó la obra en 1.118.309,08 pesos, un 5,17 por ciento más alto que el presupuesto oficial.
Los datos que brindó el gobierno provincial señalan que el centro asistencial de Macachín tenía 610 metros cubiertos y que el proyecto planeaba una ampliación edilicia de 467 metros cuadrados y la refacción de al menos 180 metros cuadrados existentes.
La ampliación consistía en la edificación de espacios para sala de espera, consultorios, mesa de entrada, archivo, farmacia, depósito, internación, baños, lavadero, guardia y office de enfermería.
El plazo original de 270 días había vencido en febrero. Luego, un decreto del gobernador Oscar Mario Jorge con fecha 16 de abril, resolvió paralizar y suspender el plazo oficial de construcción.
“Es a fines de autorizar trabajos no contemplados”, argumentaba la medida. “Los trabajos adicionales que se incorporarán a la obra representan una demasía de 203.979 pesos y una deducción de 5.800 pesos”, era lo autorizado por el ahora ex ministro de Obras Públicas, Julio Bargero.
Otro de los inconvenientes de la obra se presentó en que recién en agosto del año pasado se concretó la licitación “adquirir el equipamiento destinado al Heraclio Luna”, una inversión de 1.200.000 pesos, una cifra similar al costo de la construcción civil. Hoy se sabe que parte de esta aparatología está adquirida pero no puede instalarse por el atraso de la obra civil.

Mayor categoría.
La idea que expresaron oportunamente las autoridades de Salud era elevar el nivel de complejidad de grado tres a cuatro, es decir agregar infraestructura, tecnología y personal para cirugías y atención de partos. Para tomar esta decisión se tuvo en cuenta que en la zona de influencia se encuentran otras localidades como Doblas, Riglos, Anchorena y Rolón.
“Esto está enmarcado en el proyecto de descentralización y tiene que ver con que en Macachín están naciendo 180 chicos, lo que significa que se pueden realizar más de 100 partos. En la actualidad estamos realizando entre 12 y 20 partos porque el tema del quirófano hace que se deriven a Santa Rosa. Se realizarán cirugías programadas, partos, cirugías ginecológicas”, dijo oportunamente Gustavo Vera, en aquel tiempo a cargo de la Coordinación de Sistemas Regionales y Locales de Salud.
“Esto nos lleva a pensar en la incorporación de un cirujano. El tema de los anestesistas está casi armado, contando al de Guatraché, hasta hacer la incorporación de otro anestesista”, agregó.

Sin remodelación.
En todo este tiempo el centro asistencial funcionó en instalaciones de la Ex Clínica Privada Macachín, pero a principios de diciembre el director del hospital, Daniel Cochís, dispuso el traslado de algunas de las áreas.
Al parecer, la ampliación está prácticamente terminada, sin embargo no se concretaron obras de remodelación de la parte antigua que son fundamentales como: los espacios para el quirófano, sala de neonatología y sala de rayos.
Uno de los últimos capítulos de esta historia es que, ante la evidente demora, el Estado Provincial debió rescindir el convenio con la empresa constructora. Lo hizo por el Decreto 3275 de fecha 4 de diciembre pasado. Esa medida dispuso “modificar el contrato original con la empresa Daniel Massera, y establecer trabajos deductivos por un monto de 122.904 pesos”.
¿Qué va a pasar? Dicen que ahora la obra de remodelación del sector antiguo continúa lentamente a través de trabajadores que aporta la municipalidad, pero lo cierto es que Macachín y la zona de influencia deberá esperar un tiempo incierto antes de gozar del prometido hospital categoría cuatro.