Reunión de la FAA antes del encuentro con Verna

(General Pico) – El jueves se realizó la reunión de delegados y se anticiparon los temas que serán planteados hoy en la reunión que los ruralistas esperan mantener con el gobernador Carlos Verna. En encuentro contó con la presencia del presidente de la FAA, Omar Príncipe.
En principio fue Ariel Toselli, vicepresidente segundo de la FAA, quien abrió la conferencia junto a Príncipe, al vicepresidente Agustín Pizzichini y al referente local Adolfo Sánchez. Toselli dijo que debido a la difícil situación que se atraviesa en La Pampa era necesario realizar una reunión en la provincia. Además, para definir entre los delegados las propuestas a presentar en la audiencia ante el gobierno.
El ruralista indicó que hay un “ahogo financiero muy grande” y se viene un quiebre en la cadena de pagos, con un panorama muy difícil para los pequeños y medianos productores que no se puede solucionar de un día para el otro.
Toselli dijo que las emergencias salen rápido, con la homologación en la provincia y Nación, pero los fondos no llegan a tiempo. “Espero que tengamos alguna respuesta del gobernador”, afirmó. Porque el problema no solo repercute en los productores, afecta además a las
cooperativas y otros actores de la cadena agropecuaria.

Créditos.
Sobre las líneas de crédito a través del Banco de La Pampa, el pampeano señaló que se debe pensar que los préstamos otorgados el pasado año se deben pagar ahora y todavía no hubo cosecha. Entonces la medida sirvió tiempo atrás pero ahora son “créditos muy caros porque no se tiene producción” y la perspectiva a futuro es de una recuperación lenta. En ese sentido Toselli apuntó a una refinanciación de los créditos y además una “nueva inyección económica”.
El presidente de la FAA señaló que están necesitando una ayuda rápida para las provincias más comprometidas como La Pampa, Córdoba, Buenos Aires, San Luis y San Luis. “Se habla de más de seis millones de hectáreas que están en zona de emergencia o de desastre agropecuario”, indicó.
Príncipe dijo que “el fondo nacional de emergencia es totalmente insignificante para esta situación que se está viviendo. Son 500 millones de pesos y ese fondo habría que duplicarlo o triplicarlo, y algunos incluso hablan de que se necesitarían más de 2.500 millones de pesos y no sé si eso alcanzaría”, afirmó. Y señaló que el problema de las obras hídricas, con provincias que sacan el agua de su territorio para afectar zonas vecinas, es por la falta de coordinación y un ordenamiento desde Nación.