Rossi visitó Parera

La titular del Consejo Provincial de la Mujer, Elizabeth Rossi, se reunió el jueves con autoridades municipales y referentes de instituciones intermedias de Parera. Aseguró que de cada “10 casos de violencia, nueve se encuadran en violencia de género”.
El cónclave se realizó en el salón de actos municipal con la presencia del intendente, Diego Marcantonio, el jefe policial Jorge Gorjón, el juez de Paz, Mariano Scrimaglia, la asistente social Lidia Mayer e integrantes de la Mesa de Gestión.
Rossi aseveró que de cada “10 casos de violencia, nueve se encuadran en violencia de género porque el varón abusa de su situación de poder, de heredar una cultura patriarcal y se cree con el derecho de disciplinar a la mujer”.
La funcionaria hizo hincapié en generar una red de contención para prevenir los casos de violencia y trabajar en la emergencia, brindando asistencia a las mujeres que padecen maltrato. “Debemos trabajar con ellas para que sepan que tienen derechos y por otro lado trabajar para cambiar ese patrón cultual que forma masculinidades violentas”.
Además, insistió en hacer un trabajo en red entre las áreas de salud, educación, asistencia social, y destacó el rol del Estado, que a partir de 2003 permitió la ampliación de derechos, al tiempo que mencionó el “trabajo como el primer organizador social de la persona, que permite dignificarla”.
Algunos de los presentes destacaron que los tiempos de la Justicia no son los mismos con los que se trabaja en el ámbito local. “Nosotros a través de un trabajo coordinado entre Acción Social, la policía y el Juzgado de Paz utilizamos una dinámica que la Justicia no tiene”.

Falta de recursos.
El jefe comunal dijo que con la ampliación de derechos también fueron surgiendo nuevas demandas y problemáticas manifiestas, y ahora “nos está faltando recursos humanos para hacer frente a estos problemas”.
“En una comunidad como Parera, de 2.500 habitantes, una sola asistente social no da a basto para atender todas las problemáticas que se plantean, el hospital cuenta con sólo dos médicos, y ni siquiera disponemos de un psicólogo en el área de Salud Pública”, explicó. También planteó la “falta de empleo” como el otro gran problema.