Saldarían deuda con Cosega

AVANZAN LAS GESTIONES PARA REABRIR FRIGORIFICO DE GENERAL ACHA

Inversionistas avanzan en las gestiones tendientes a lograr la autorización judicial para reabrir la antigua planta del Frigorífico, ubicada a la vera de la ruta nacional 152, al oeste de esta ciudad. A esos fines se hicieron presentes recientemente en la sede de la Cooperativa de Servicios Públicos, con el objeto de interiorizarse sobre la deuda contraída por la empresa cárnica que cerró hace unos meses, en lo que hace al servicio de energía eléctrica.
Fuentes consultadas por este diario informaron que el Frigorífico General Acha S.A. mantiene una deuda de aproximadamente 800 mil pesos. Cifra, que se originó a partir de la acumulación de varios períodos impagos como consecuencia de la fuerte crisis económica.

Gesto.
La deuda llegó a ese monto porque la actual conducción de Cosega no quiso cortarle el servicio eléctrico, en un claro gesto solidario para impedir el cierre definitivo de la planta. Es que si lo hacía, se quedaban sin trabajo de manera automática más de un centenar de trabajadores.
Más allá del esfuerzo hecho por la entidad solidaria, la empresa no pudo revertir la situación y finalmente cerró sus instalaciones, dejando en la calle a unos 120 operarios.
Los empresarios consultaron sobre la posibilidad de saldar la deuda contraída por el Frigorífico General Acha S.A., pero se les informó que la cooperativa forma parte del concurso de acreedores que ya se tramita por ante el Juzgado de primera instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería local. Por esa razón, solamente puede solucionarse si existe una orden emitida por el juez Gerardo Bonino, quien interviene en el expediente.

Fusión.
Aunque no fue confirmado oficialmente se pudo saber que en realidad los inversionistas pertenecen a una especie de fusión entre dos empresas, de las cuales una es de Córdoba y la restante de Buenos Aires.
Por ese motivo a través de una presentación hecha hace unos días ante el Juzgado, se ofreció la firma de un contrato de locación. Ahora el magistrado deberá analizar si están dadas todas las garantías para avalar la propuesta que los inversionistas efectuaron.
De aceptarse, el tercero que llevaría adelante la puesta en marcha de la antigua planta del Frigorífico es Osvaldo Alonso. Justamente, quien formó parte de la gerencia de la firma que cerró definitivamente sus instalaciones y se encuentra en concurso de acreedores.

Empleados.
En esa misma oferta presentada al Tribunal, la compañía interesada sostuvo que en el marco del contrato de locación que pretende celebrar, estaría en condiciones de ocupar entre 40 y 50 trabajadores.
Más allá de lo importante que sería para la localidad que la empresa ponga nuevamente en marcha el frigorífico, debido a los puestos de trabajo que podría generar, hay cautela en torno al trámite judicial porque no se quiere despertar falsas expectativas.
Otra de las cuestiones que debe solucionarse es que los acreedores de la empresa concursada, deben aprobar la propuesta de la firma. El tema es que para que esto finalmente suceda, tienen que darse todas las garantías de que percibirán lo que se les adeuda, y por otra parte, aprobar la forma de pago ofrecida.
Después de varias negociaciones llevadas a cabo por directivos de la firma Frigorífico General Acha S.A., igualmente se produjo el cierre definitivo de la planta. La determinación dejó sin trabajo a más de un centenar de empleados.
A la abultada deuda contraída como consecuencia de la crisis que afectó a la industria de la carne, se le sumó la pronunciada caída en las ventas, y los elevados costos de producción.
Como así también la ratificación por parte de Río Negro, a la imposición de la barrera sanitaria que impide el paso de carne con hueso plano a las localidades rionegrinas.