Salud no puede destrabar conflicto

OJUEZ SE REUNIO CON EL PERSONAL DE LA POSTA SANITARIA DE LA ADELA

El ministro de Salud de la provincia, Rubén Ojuez, no pudo destrabar el conflicto suscitado en la posta sanitaria de La Adela. El viernes encabezó una reunión con el personal del centro de salud donde hay un grave conflicto entre la directora del establecimiento, la psicóloga María Eugenia Reig, y enfermeros. En esa posta se mantiene una controversia en la que las autoridades zonales hablan que los auxiliares no prestar colaboración y desde ese sector, apoyados por ATE, denunciaron ante la FIA (Fiscalía de Investigaciones Administrativas) maltrato y discriminación en el ámbito laboral.
Las versiones son coincidentes en confirmar que Ojuez, quien llegó a La Adela en el marco de una visita oficial del gobernador Carlos Verna, encabezó varias reuniones con el afán de suavizar el conflicto. “Las diferencias siguen, el ministro no nos dio soluciones, solamente se reunió con nosotros, los denunciantes, el jefe de zona -Rodrigo Ortiz- y la directora”, precisó ayer una fuente confiable a esta diario.

El conflicto.
Hace unos días cinco empleados del sector de enfermería y una médica denunciaron ante la FIA “maltratos laborales permanentes” por parte de la directora del centro. Desde ATE señalaron que se trata de “episodios de violencia laboral, que consisten en maltrato verbal y psicológico”.
La semana pasada las autoridades provinciales del área de Salud decidieron la intervención de la posta designando a cargo en forma interina al jefe de la Zona Sanitaria 3, Rodrigo Ortiz. El interventor calentó aún más las diferencias al decir a medios locales que los denunciantes “trabajan 4 horas, firman planillas por 6 horas y cobran por 8 horas”, una forma de endilgarles falta de colaboración con la posta.
Por su parte los trabajadores de Salud entendieron que “son los médicos los que no quieren trabajar, al punto que para no venir a cumplir las guardias hasta nos autorizaron a atender y medicar a pacientes y nosotros nos negamos porque tenemos en claro que eso no lo podemos hacer”.
La interna se llevó a estadíos públicos cuando de un lado y otro se publicaron videos y audios que agravaron la situación. “Todas estas pruebas están en manos de la FIA”, aseguraron los denunciantes.

Reunión.
De acuerdo a las fuentes a las que accedió LA ARENA el viernes hubo novedades del conflicto cuando el propio ministro de Salud se reunió con integrantes del centro medico. Fue en la posta en horas de la mañana. Hubo dos etapas, un encuentro cara a cara de Ojuez, Ortiz y Reig con los cinco enfermeros y la médica denunciantes. Y otra en la que Ojuez escuchó a los médicos que trabajan en el lugar.
Según refirió ayer a este diario una de las enfermeras presentes el ministro los escuchó pero dejó todo atado a lo que resuelva la Fiscalía de Investigaciones Administrativas. “Ojuez nos escuchó y creo que se enteró de cosas que no sabía. A lo mejor pensaron que nos iban a presionar poniéndonos delante de quienes denunciamos, pero nosotros pudimos exponer todos nuestros reclamos y quejas que componen la denuncia que presentamos en la fiscalía. Ni Ortiz ni Reig abrieron la boca. Trató de recomponer algo que está roto”, concluyó la trabajadora.