Santarossa, de la Cosepar de Arata, preside ahora la Fepamco

ASAMBLEA

El dirigente de Arata, Carlos Santarossa, preside desde ayer al mediodía la Federación Pampeana de Cooperativas, entidad que ayer tuvo su asamblea anual ordinaria y renovó parcialmente el Consejo de Administración.
Santarossa reemplaza al riglense Abel Argüello, de dilatada trayectoria al frente de la Federación y que ahora seguirá ligado a una de las vocalías suplentes junto con el representante de la Cooperativa Popular de Electricidad, que cedió la secretaría a un dirigente de Corpico, que igual que Arata venían ocupando los lugares suplentes.
Néstor Schlaps, de la Cooperativa de Servicios Públicos de General San Martín, continúa en la sindicatura titular.
Santarossa será presidente, Marcelo Padrones, de Corpico, el secretario y Enrique Simmering, de la Coseria de Intendente Alvear, el tesorero. Las dos vocalías titulares continúan en manos de Ingeniero Luiggi (Viviana Alegre, gerenta de la Copeospil) y Guatraché (Pablo Ralli, consejero de la Cosegu, aunque ayer estuvo presente como asambleísta el presidente Dante Maino).
Los cargos en el Consejo de Administración de la Federación pertenecen a las cooperativas socias y los nombres podrían ser modificados por cada una de ellas, aunque se estima que no habrá cambios, incluyendo a Arguello por Riglos y a José Piatti por la CPE santarroseña.
El ahora presidente acredita 25 años como dirigente cooperativista, la mayor parte desde la gerencia de la Cooperativa de Agua Potable y Otros Servicios Públicos de Arata, Cosepar. Desde este año ocupa también un lugar en el directorio de Aguas del Colorado en representación del sector.

Un cambio.
La decisión de la asamblea, tomada por consenso por parte de los 23 asambleístas que participaron ayer en representación de otras tantas cooperativas, puede aparecer como sorpresiva para el observador común, pero no tanto para quienes frecuentan el mundo cooperativo provincial.
Si bien todo el mundo reconoce la gestión y la enorme preparación de Abel Argüello, desde muchas entidades se propiciaba en los últimos tiempos un cambio. Las voces que se oían, casi todas por lo bajo, reclamaban algo más de acción de la entidad gremial más allá de los temas más salientes de la agenda casi cotidiana, como las luchas en paritarias frente a los gremios del sector eléctrico y las tarifas energéticas ante el Estado Provincial.
En la última semana, si bien hubo una suerte de pacto para no dejar trascender las negociaciones, corrieron rumores de una movida en el sentido que ayer tomó la asamblea, es decir “bajar” a Riglos y Santa Rosa de los lugares más encumbrados del Consejo y ubicar allí a los que finalmente se ubicó.
Algunas cooperativas pusieron por delante su lealtad con el ahora ex presidente y algunos creyeron ver una mano política detrás de todo ello, una ofensiva del oficialismo gobernante en la provincia. Efectivamente se puede emparentar a Carlos Santarossa como simpatizante del gobernador Verna, que lo ha colocado como director por el sector cooperativo en la empresa Aguas del Colorado.
Sin embargo, el resultado de la asamblea no es otra cosa que la oficialización de las discusiones y negociaciones previas, algunas -cuentan- álgidas. Al parecer se inclinaron todos por un camino intermedio, el del consenso y que más allá de los cambios reales todo continúe más o menos como venía, por encima de los nombres.
Antes de ingresar ayer a una clase que está cursando en la UNLPam, Santarossa además de mostrarse satisfecho en lo personal, dijo a LA ARENA que “fue un enroque, sólo de cargos, porque la idea que todos tuvimos es no desarmar el grupo de trabajo, todo lo contrario, lo mantuvimos”.
La referencia tiene que ver con que, efectivamente, en cada reunión de consejo no sólo participan los titulares sino que todos los dirigentes tienen voz y voto. “Yo hasta hoy (por ayer) era suplente y siempre participé, opiné y se consideró mi opinión”, sostuvo, y agregó que “la idea es que siga siendo así, tenemos un grupo de trabajo muy bueno, con una gran relación entre nosotros”.
Celebró que “no hayamos tenido que votar, la decisión se tomó por consenso” y anunció que “desde la semana que viene retomamos la agenda tal cual estaba, con varios temas para resolver”. Con relación a la ley que se discute con el Ejecutivo por la propiedad y uso de las columnas, dijo que “es uno de los temas, hoy está estancado y nos vamos a dedicar a tratar de sacarlo”.