Joven se graduó y apuesta a emprender en su pueblo

COLONIA BARON: JOVEN EGRESADA DE LA UNLPAM REGRESO A SU PUEBLO

Georgina Burrieza, licenciada en Química, tras culminar la carrera redobló esfuerzos e instaló un laboratorio de análisis de agua, suelos, cereales y oleaginosas en Barón donde vivió su adolescencia. Con un crédito de la ley 2870 comprará equipos para ampliar los servicios.
C. BARON / C. WINIFREDA
Una joven egresada de la universidad pública pampeana redobló esfuerzos e instaló un emprendimiento de servicios en la localidad donde vivió su adolescencia. Ella siempre tuvo bien claro que su meta era graduarse y regresar a Colonia Barón, a diferencia de muchos jóvenes pampeanos que estudian fuera de la provincia y no vuelven a su lugar de origen una vez que obtienen el título.
Esta clara demostración de apuesta por su pueblo la dio la licenciada en Química, Georgina Burrieza (29), quien el jueves accedió a un crédito de la ley 2870 de Promoción de las Actividades Económicas, que destinará a la compra de aparatología para su laboratorio de análisis de agua, suelos, cereales y oleaginosas, el cual atiende desde hace cinco meses.
En diálogo con LA ARENA, Burrieza contó que realizó sus estudios primarios en la escuela de Colonia Inés y Carlota, ubicada entre Barón y Mauricio Mayer. En esa zona vivió toda su infancia en un campo junto a sus padres. Luego se trasladó a Barón donde cursó el secundario en el Instituto José Hernández. Más tarde, emigró hacia Santa Rosa donde comenzó la carrera de Licenciatura en Química en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de La Pampa. Tras más de un lustro de cursadas finalmente se graduó en 2016. “Elegí la carrera porque me gustaba y tenía una orientación agrícola”, recordó.
Con el título en mano, empezó a dar los primeros pasos para concretar su objetivo. “Instalar un laboratorio en Barón siempre fue mi sueño, al principio lo veía como algo imposible, pero después con mi familia empezamos a ver que no era tan así y se abrieron puertas para que el proyecto se haga realidad”, resumió los inicios.

En conjunto.
Emprendió la tarea junto a su novio Franco Pizarro. “El tiene una ferretería, trabajamos un montón y logramos poner en condiciones un local que alquilamos”, agregó. En julio de este año, el laboratorio quedó habilitado al público.
Burrieza en su actividad diaria aplica los conocimientos que asimiló en las aulas de la facultad. Los servicios que brinda son análisis de agua para consumo humano, ganadero, para uso de fertilizantes y riego. Además, análisis de suelos “para ver si tienen nutrientes”, de cereales y oleaginosas “para detectar la calidad de los granos”, explicó.
Detalló el equipamiento con que cuenta: un espectrofotómetro para determinar sulfatos y floruros en agua potable y subterránea, nitratos y fosfatos en suelos, entre otros aparatos. “Nos falta un equipo que determine proteínas en trigo y cebada y otro para medir materia grasa de girasol. Pedimos el crédito del gobierno provincial para comprarlos porque son costosos y como todo comienzo cuesta llegar a ellos con recursos propios”, admitió.

Crédito.
La joven recibió el préstamo el jueves durante una ceremonia encabezada por el gobernador Carlos Verna y el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry, quien después del acto visitó el laboratorio.
Burrieza nunca subestimó a su pueblo donde encontró la posibilidad de desarrollar un emprendimiento que no había y que es muy solicitado por el sector agrícola. “El laboratorio es una comodidad para los productores ya que antes debían llevar sus muestras a Santa Rosa o General Pico con un comisionista”, señaló.
Tiene clientes locales, de Quemú Quemú, Mauricio Mayer y Villa Mirasol. Se está haciendo conocida en la zona. “Estoy muy contenta porque cumplí mi sueño y mi proyecto se hizo realidad”, afirmó.
La emprendedora dejó un mensaje a los jóvenes baronenses que están estudiando en otras provincias o dentro de La Pampa.”Es muy lindo irse a estudiar y volver para hacer lo que a uno le gusta. Es factible apostar por el pueblo, no tengan miedo de hacerlo, todo es posible”.