Se inauguró la Casa del Bicentenario en Lonquimay

LONQUIMAY / C. CATRILO
Luego de seis años de iniciarse los trabajos de remodelación y ampliación de antigua edificación, se inauguró el viernes a la noche, la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario de Lonquimay. La obra se levantó en las instalaciones que correspondían al viejo edificio del Cine-Teatro Monumental.
En el acto de inauguración estuvieron presentes el vicegobernador, Mariano Fernández, el intendente local, Luis Rogers, el ex gobernador, Rubén Marín, el diputado provincial Espartaco Marín, otros funcionarios provinciales y comunales, concejales y vecinos.
El edificio cultural corresponde a un programa que fue lanzado durante el gobierno de la presidenta Cristina Fernández. Se trata de 200 casas que se anunciaron en 2010 en ocasión del bicentenario de la patria, y entre miles de pedidos Lonquimay fue una de las favorecidas para albergar esta obra.
El proyecto de remodelación del viejo cine, convertirlo en La Casa de Cultura, comenzó con gestiones de Rubén Marín ante Nación para la compra de este edificio por parte del municipio, luego de mucho tiempo de trabajo y ayuda tanto provincial como nacional se logro concretar el anhelo de tener un espacio para poder desarrollar actividades culturales y artísticas.
Dando comienzo, se proyectó el documental “El cine de Manolo”, que repasó anécdotas e historias de los vecinos y del antiguo cine.
Durante el acto de inauguración de descubrieron placas, que nombraron a la sala auditorio con el nombre “Rubén Hugo Marín”, y también en el escenario, bautizado con el nombre de Amilcar Fiorucci (cantor popular y ex intendente local).

Festival.
Rogers destacó la labor de todo el equipo de trabajo, desde arquitectos hasta albañiles y jóvenes que lograron la realización este gran y anhelado proyecto.
Para cerrar se realizó un gran festival folclórico con la presentación de Los de Maza, Thomas Vázquez, artistas locales como Alfredo Sala, Pastora Cruz, Fabián Sagardoy, Amilcar Fiorucci y la actuación del ballet local de folclore Despertar Pampeano.