Se invirtieron $500 millones para paliar las inundaciones

PROVINCIA AFIRMA QUE LOS MUNICIPIOS HAN SIDO MUY COLABORADORES

(General Pico) – El secretario de Asuntos Municipales de la provincia, Rodolfo Calvo, afirmó que la Ley de Descentralización cumple una década y ha mostrado ser una herramienta útil. También se refirió a las complicaciones de la inundación en La Pampa y aseguró que se gastaron unos 500 millones de pesos para afrontar la catástrofe.
“Ha sido una ley muy importante, la ley Verna de alguna manera, porque es una iniciativa que se implementó hace 10 años que fue muy consensuada en ese entonces con todos los intendentes y los funcionarios y que se fue renovando”, afirmó.
El funcionario provincial señaló que más allá de la practicidad y utilidad que tiene, porque son los municipios los que deciden con los dineros que les llegan, se le fueron agregando otras cosas con la Ley de Hidrocarburos, la de descentralización de los créditos de desarrollo territorial y luego los préstamos del convenio del Banco de La Pampa. Calvo opinó que seguirá creciendo en cuanto a estos beneficios para que las comunas trabajen según sus problemas locales.
Otra de las características de la descentralización es su implementación con un desarrollo por zonas. Así las localidades ubicadas en las diferentes regiones de la provincia se reúnen y aplican ideas y buscando soluciones que les sean comunes.
Y dentro de ese marco se van priorizando los pedidos que llegan a la secretaría, fomentando una buena relación con los intendentes, e incluso han sido según Calvo muy colaboradores teniendo en cuenta la situación actual.

Un flagelo.
“La preocupación más grande que tenemos hoy es el flagelo tan grande de las inundaciones”, dijo el funcionario al referirse a la mayor problemática que le toca afrontar este año. Y refirió que hace 15 días parecía que el agua iba bajando pero con las últimas lluvias el complicado panorama volvió a aflorar.
“Se están haciendo todos los trabajos y se ha apuntado a salvar los pueblos, las rutas y ver de tratar de desagotar los campos para que la producción agropecuaria no decaiga”, sostuvo el funcionario.
En ese sentido Calvo indicó que más allá de las pérdidas ocasionadas por el exceso hídrico, también hubo un importante desembolso provincial para paliar la situación. “El esfuerzo grande, que es una lástima para la provincia, porque ha demandado unos 500 millones de pesos que se podían haber invertido en otras cuestiones”, aseguró.