Se incendió una sucursal del Banco de La Pampa

(Uriburu) – El edificio de la sucursal del Banco de La Pampa de la localidad de Uriburu sufrió el sábado a la noche un incendio, que dejó como resultado algunas pérdidas materiales. Aparentemente, una falla eléctrica en las luces encendidas en la zona donde están las cajas originó el fuego que consumió el cielo raso, computadoras y otros mobiliarios, y también causó daños en las paredes. No hubo heridos. En el lugar trabajó personal de Bomberos Voluntarios de Lonquimay.
Fuentes policiales dijeron que el fuego el sistema de monitoreo de alarmas, cerca de las 22.50, acusó la falla eléctrica. Personal uniformado concurrió al edificio bancario, ubicado en la intersección de las calles Hipólito Yrigoyen y Amaya, y constató que había humo en su interior.
Enseguida, los efectivos dieron aviso a los bomberos lonquimayenses, que arribaron alrededor al pueblo alrededor de las 23.30.
Mientras tanto, se ubicó a personal responsable de dicha sucursal bancaria, que recién cerca de la 1.30 llegó al lugar, agregaron los voceros policiales. En ese lapso, destacó la policía, los bomberos prefirieron no romper ningún vidrio de las aberturas del Banco de La Pampa para ingresar, debido a que no había llamas, sólo una intensa humareda, que se fue incrementando con el correr de los minutos.
“Se produjo el denominado ‘fuego negro’, sin llamas. Fue acertado el trabajo de los bomberos porque de haber ingresado oxígeno al lugar, podría haberse propagado y producirse un desastre mayor”, señalaron los uniformados.

Se extinguió.
Una vez abierta la puerta de la sucursal por los encargados, los voluntarios combatieron el fuego para que no se expanda y se ventiló el lugar. La policía informó que el origen del foco ígneo se produjo por una falla eléctrica de las luces encendidas que se encuentran en la parte superior de las dos cajas existentes.
Según se informó desde la subcomisaría local, el fuego afectó el cielo raso, el mobiliario -además de escritorios, algunas computadoras-, las paredes y algún cortinado. Hasta ayer, la policía no tenía datos que se haya quemado documentación.