Secuestran una nena para “apretar” a la madre por una deuda económica

MAFIAS EN MACACHIN

El secuestro de una adolescente de 15 años cuando iba camino al colegio conmocionó ayer a la localidad de Macachín: tres hombres la subieron a un auto y la mantuvieron cautiva durante tres horas mientras circulaban por las calles del pueblo y la amedrentaban con que algo iba a sucederle si su madre no pagaba una supuesta deuda.
Según relató a LA ARENA el fiscal Walter Martos, a cargo de la investigación el caso, el secuestro se produjo cerca de las 7.45 de la mañana, en el trayecto que la joven recorre de lunes a viernes para ir de su casa al colegio, a muy pocas cuadras del establecimiento educativo.
Lo captores, tres hombres mayores de edad a los que la adolescente desconocía y que operaron siempre a cara descubierta, le repitieron varias veces: “tu mamá tiene que pagar lo que debe”. Cerca del mediodía, después de haber circulado durante más de tres horas por el pueblo, la muchacha fue liberada en uno de los accesos a la localidad. Minutos más tarde, la estudiante le relató a su madre lo ocurrido y fueron juntas a radicar una denuncia en la comisaría local.
“La adolescente está en buenas condiciones de salud. Afortunadamente no la golpearon, ni atacaron, ni abusaron de ella. Solo la privaron de su libertad y la amenazaron durante tres horas”, agregó Martos.

Pistas.
La principal sospecha de los investigadores está puesta en una ex pareja de la madre de la joven tiempo atrás. Se trata de un hombre que no es oriundo de la provincia, que actualmente no vive en La Pampa y que no habría terminado la relación con la madre de la joven en buenos términos.
La pesquisa omitió dar detalles sobre el vehículo utilizado para raptar a la adolescente para no obstaculizar la investigación. No obstante, el auto estaría identificado y el itinerario que realizó en la zona urbana quedó registrado en las cámaras de videovigiliancia con las que cuenta la localidad. “Se están peritando todos los registros para dar con los responsables del hecho”, dijo Martos. El fiscal tampoco hizo referencia a amenazas telefónicas contra la madre de la victima que podrían haberse suscitado en el tiempo en que duró el secuestro.
Una de las primeras diligencias judiciales fue ordenar a todas seccionales y Puestos Camineros sobre las características del auto y también la policía bonaerense puesto que los captores podrían haber salido de la provincia.

Compartir