Secuestran cuatro motos en controles del tránsito

(Winifreda) – La policía de Winifreda secuestró cuatro motocicletas y labró siete infracciones en controles del tránsito urbano realizados el lunes a la tarde. Un vehículo era conducido por un niño de 13 años y otro por un adolescente (17) que no portaba el carné de conducir. A ambos las actas de infracción fueron labradas a nombre de sus padres.
El jefe de la comisaría, Norberto Corvo, aseguró que estos operativos se irán repitiendo en forma sorpresiva en distintos sectores con el acompañamiento del inspector municipal y la intención de los mismos es concientizar sobre la importancia de la seguridad vial y documentación para circular en regla. Reveló, además, que está haciendo cumplir una ordenanza municipal sancionada en 2011 que promueve espacios libres de humo.
“La idea es dar una solución al pedido de algunas personas que estaban disconformes con la presencia de motos manejadas por menores y sin casco”, explicó el comisario. Las motos secuestradas fueron una Yamaha 125 cc, una Corven 110 cc, una Kikai 110 cc y una Zanella 110 cc. Ninguno de los cuatro conductores llevaba puesto el casco protector. Dos rodados eran manejados por chicos de 13 y 17 años, este último sin carné, y los restantes por adultos. Todos carecían de seguro, entre otros documentos obligatorios para circular.
Las motos fueron depositadas en el galpón municipal y las actas de infracción remitidas al Juzgado de Faltas a cargo de Andrea Luz, quien en breve citará a los infractores para que hagan sus respectivos descargos. Más adelante se controlará a los automóviles.

Respuesta.
Corvo aprovechó para responderle al vecino y jubilado provincial Rubén Sailer, quien a través de una nota enviada al Concejo Deliberante se quejó de la “falta de control municipal y policial” en horas de la madrugada, especialmente los fines de semana.
“Este hombre no se ha acercado a la comisaría a manifestar su inquietud. Los viernes, madrugada del sábado, suelo concurrir al boliche y recorro sus inmediaciones. Los controles se hacen, a algunos les pueden gustar y a otros no. Según manifestó los chicos usan su vereda como mingitorio a la salida del boliche…ojalá podríamos estar en todos lados, hay cosas que se nos pueden escapar pero los controles existen”, insistió.
“Es más desde hace un mes no se permite fumar dentro de la confitería. Hay una ordenanza vigente a la cual no se le daba importancia, entonces me comuniqué con el dueño del local nocturno para hacerle hincapié que está prohibido fumar en lugares públicos. Las personas que consumen cigarrillos lo hacen afuera”, aseguró. “Los controles del tránsito van a perdurar en el tiempo, algunas semanas con más intensidad que otras”, finalizó.