Sentencian a 4 años a tres asaltantes

DOS SON ORIUNDOS DE HUINCA RENANCO

(General Pico) – Tres jóvenes, dos de ellos oriundos de la localidad de Huinca Renancó, que fueron los autores de violentos asaltos a distintos comercios de esta ciudad durante los últimos días del año anterior, fueron condenados ayer por la Justicia piquense a la pena de cuatro años de prisión de efectivo cumplimiento. La jueza de control Jimena Cardoso dictó sentencia en el marco de un acuerdo de juicio abreviado que presentaron la fiscal Verónica Campo y la defensora oficial María José Gianinetto.
La magistrada condenó ayer a Juan Ramón Girardi (24), a Angel Eduardo Montiel (19) y a Ricardo Francisco Beltramino (19), a cuatro años de prisión, por ser autores de los delitos de robo calificado con arma de fuego en dos hechos, y robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda. Además a Beltramino lo condenó también por los delitos de tenencia de arma de uso civil y encubrimiento en concurso real.
En el marco del juicio abreviado, para llegar a una rápida resolución del proceso, los acusados reconocieron la autoría de los hechos investigados y aceptaron la imposición de una pena de cuatro años de prisión. Las partes además contaron con el consentimiento de los damnificados, quienes aceptaron los términos del acuerdo.

Asaltos.
El primero de los hechos ocurrió el 23 de diciembre del año anterior, cuando en horas del mediodía, los imputados ingresaron a Casa Ilariuzzi, un tradicional comercio de iluminación de la ciudad ubicado en la esquina de calles 14 y 17, y a punta de pistola se llevaron una suma de 4.500 pesos y 350 dólares de la caja registradora y se dieron a la fuga a bordo de dos motocicletas.
Ese mismo día, cerca de las 20, ingresaron al depósito de una distribuidora de lácteos, ubicada sobre la calle 12 entre 33 y 35, y abordaron al empleado en el interior de una oficina, en el momento que contaba la recaudación. Tras amenazarlo con un arma de fuego, le sustrajeron una suma cercana a los 40 mil pesos.
Cuatro días más tarde, el 27 de diciembre de 2015, cerca de las 5.30 de la madrugada, los imputados rompieron la vidriera del conocido comercio “Nano Sport” del barrio Ranqueles de esta ciudad, y de su interior sustrajeron un CPU y también una caja registradora que contenía la suma de 1.500 pesos en efectivo y una chequera de pago diferido, que pertenecía a Raúl Carreño, titular del comercio damnificado.

Compartir