Sería inminente el cierre del frigorífico de General Acha

ESTA SEMANA SE CORTO LA FAENA Y 122 PERSONAS PERDERIAN SUS TRABAJOS

El lunes se cortó la faena y las cámaras del Frigorífico General Acha ya se habrían quedado sin carne. El cierre de la planta ubicada a la vera de la ruta 152 sería inminente. Unas 122 personas perderían su trabajo, lo que impactaría directamente sobre la economía local.

GENERAL ACHA / AGENCIA
El Frigorífico General Acha estaría a punto de cerrar la planta ubicada a la vera de la ruta nacional 152, al oeste de la ciudad. De ser así, dejaría sin trabajo a unos 122 trabajadores de la localidad. Las fuentes consultadas por esta agencia informaron que la situación está muy complicada.
Ayer, antes del mediodía, el clima era muy tenso en las oficinas donde funciona el área administrativa de la empresa. Hay empleados que exigen explicaciones a los directivos porque oficialmente aún no se ha comunicado nada al personal.
Por otra parte también se supo que la situación sería irreversible, habida cuenta que desde el lunes que no se ha realizado faena de animales, por lo que las cámaras del frigorífico se encuentran sin carne. Esto hace suponer que el cierre de la planta sería inminente.

Salvataje.
A mediados de noviembre la firma había recibido un salvataje financiero de parte del Banco de La Pampa, que consistió en el otorgamiento de un crédito de 15 millones de pesos, lo que impidió que dejase de funcionar. Dos meses después, la crisis volvió a sacudir a la empresa, cuyos dirigentes esta vez habrían decidido cerrar la planta de manera definitiva.
Los trabajadores están muy preocupados porque perderían el único ingreso para sostener a su grupo familiar. Además, de producirse los despidos, se originará una crisis que impactará directamente sobre la economía local.
Asimismo hay trascendidos que indican que el gobierno pampeano intentó ayudar a los empresarios del frigorífico, ofreciéndoles un préstamo, lo que finalmente no habría sido aceptado. Tampoco se supo cuáles habrían sido los motivos que llevó a que optaron por tal decisión.

Crisis.
Hace tiempo que la situación de la empresa no es la óptima, debido a que el desposte y la faena de carne bajaron de manera significativa, lo que redujo la rentabilidad de la actividad. Por esa razón, en el mes de septiembre del año pasado, un grupo de empleados realizaron una quema de cubierta frente al acceso al frigorífico, en reclamo de pagos adeudados. No obstante, la medida se levantó horas después porque la empresa se comprometió a abonar la deuda al día siguiente.
Simultáneamente los directivos profundizaron las medidas tendientes a achicar costos, tal fue así que se abrió un registro de retiro voluntario para empezar a reducir el número de trabajadores que se desempeñan en diferentes áreas de la planta. En un principio se anotaron una veintena de trabajadores. El dinero del crédito otorgado por el Banco de La Pampa, justamente habría sido destinado a capitalizar la firma, y al mismo tiempo cubrir los retiros voluntarios.
Otro antecedente que evidenció la problemática de la empresa, fue la decisión que consistió en haber forzado a una veintena de empleados a salir de vacaciones porque el desposte y la faena de carne redujeron notablemente. La medida afectó a aquellas personas que menos años de antigüedad poseían en la planta frigorífica.