SOL Obras saldó en Luiggi la deuda con los operarios

La empresa Sol Obras aceptó el pedido del encargado de los trabajos en Ingeniero Luiggi y vendió herramientas, maquinarias y materiales existentes en el obrados para cancelar la deuda de alrededor de 30 mil pesos que mantenía con los operarios de esta localidad. Sin embargo, el malestar continúa por el incumplimiento en los plazos de obra de las viviendas y la deuda con comerciantes locales.
Al igual que en otras localidades, la constructora dejó un tendal de reclamos en Ingeniero Luiggi, donde las propias autoridades municipales exteriorizaron su malestar por el incumplimiento de la empresa que dejó paralizada la construcción de las 40 viviendas del Plan Plurianual. A esto se suma el reclamo de comerciantes por la deuda que dejó Sol obras por materiales de construcción.

Operarios.
Sin duda, los damnificados directos de las maniobras de esta empresa fueron los propios operarios del obrador, quienes desde hacía dos meses no percibían el pago del trabajo que realizaron en la ejecución de las viviendas, además de otros conceptos que no habían sido liquidados.
Frente a esta situación, días atrás los obreros realizaron una especie de piquete en el lugar, exigiendo el pago de los haberes atrasados. En el marco de la medida de fuerza, con el asesoramiento legal de la abogada Cristina Salvadori, se había planteado la posibilidad de iniciar en forma inminente un juicio a la empresa para que cumpla con los haberes adeudados.

Acuerdo.
Finalmente, con la intermediación del encargado de la obra en Ingeniero Luiggi ante los directivos de le empresa, se llegó a un acuerdo y se vendieron las herramientas, maquinarias y materiales existentes en el obrador para cancelar la deuda con los obreros.
Con la intervención del Juzgado de Paz, que dejó constancia en actas de lo actuado, la empresa canceló, al menos en esta localidad la deuda con unos 17 obreros por un monto cercano a los 30 mil pesos.
Lo cierto es que Sol Obras abandonó los trabajos en Ingeniero Luiggi, dejando a 20 obreros de la construcción sin empleo, a varios comerciantes reclamando el pago de materiales, y al municipio a la espera de que una nueva empresa se haga cargo de la continuidad de las casas, que ya presentan un retraso en su ejecución del orden del 60 por ciento.