Subsidian a Hogar de Ancianos

PROVINCIA COLABORA CON REORDENAMIENTO DE GERIATRICO PIQUENSE

(General Pico) – Las autoridades del Hogar de Ancianos Don Bosco de esta ciudad recibieron ayer a la mañana, de parte de representantes del gobierno provincial, un subsidio no reintegrable que alcanzó la suma de 350 mil pesos.
La entrega se llevó a cabo en el marco de una reunión que se desarrolló en las instalaciones de la entidad, y de la que participaron Juan Pablo Bonino, subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia, y Silvia González, coordinadora de Adultos Mayores, entre otras autoridades.
Luego del otorgamiento del beneficio económico, las autoridades provinciales hicieron referencia al acompañamiento económico y al asesoramiento que se le brindó a la entidad, que desde hace un tiempo afronta complicaciones económicas, dadas por el alto déficit mensual.
“El subsidio es parte de un trabajo que venimos desarrollando desde que asumimos y que tiene que ver con colaborar en el reordenamiento interno del hogar. La idea es que estos lugares puedan autofinanciarse”, dijo Bonino.
“La ministra de Desarrollo Social (Fernanda Alonso) y el gobernador (Carlos Verna) entendieron que era lo ideal coronarlo con un subsidio que va a servir para que mejoren aún más el ordenamiento interno y las prestaciones. Desde la subsecretaría se acompaña mediante subsidios no reintegrables a las organizaciones que trabajan seriamente por el otro, ya sea con adultos mayores, niños y adolescentes o discapacitados”, señaló el funcionario.
“El acompañamiento no es sólo desde lo económico, porque es mucho más importante otro tipo de acompañamiento. Cuando asumimos no había un sólo geriátrico en la provincia que estuviera habilitado, no habían sido fiscalizados desde hacía muchísimo tiempo. Estamos convencidos que la presencia del Estado en estas organizaciones tiene que ser permanente y va mucho más allá del apoyo económico que puedan llegar a necesitar”, agregó.

Regularizar las comisiones.
En tanto, González se refirió a la necesidad de llevar a cabo un reordenamiento de este tipo de instituciones, y también a la situación que afronta el Hogar de Ancianos de esta ciudad.
“Lo que se necesita con este Hogar de Ancianos y los de otras partes de la provincia es reordenar las comisiones, y que los familiares comprendan que la pensión y la jubilación de cada residente es parte de lo suyo y lo necesita para vivir. Además que las obras sociales comprendan también el aumento que hay en un montón de cuestiones y donde el hogar no puede hacerse cargo, el déficit tiene parte de todo esto”, dijo.
“Es un trabajo de ir formando parte de cada comisión e ir ayudándolos a regularizar, porque se cree que cada Hogar de Ancianos es gratuito porque es una institución de bien público, pero los adultos mayores que están aquí necesitan de la mejor atención y de hecho la tienen”, indicó.
“Empezó a principios de año un acompañamiento con todos los hogares pero es importante acompañarlos a administrar bien para no tapar huecos, para que se comprenda que una residencia privada y administrada por una Organización No Gubernamental tiene que tener el mismo nivel de prestación y tiene que ser cubierto con el dinero que corresponde y que haya un Estado trabajando con ellos”, agregó.

Sensibilización.
Además la funcionaria provincial dijo que con este tipo de residencias se da una situación “bastante particular” por el hecho que “son considerados entidades de bien público y les exigen menos pero les pagan mucho menos que un privado y la prestación es inclusive mejor”.
También se refirió a la necesidad de generar una “sensibilización” sobre el cuidado de los adultos mayores y de las capacitaciones que se le brindó al personal.
“Hay que producir una sensibilización en lo que implica el cuidado de un adulto mayor, y esto es lo que estamos trabajando en los hogares más allá de este ‘bono de fin de año’ para ayudarlos un poco a ellos que están cansados”, sostuvo.
“Acá en General Pico se dieron dos cursos nacionales de cuidadores básicos y de Alzheimer para personas que trabajan en residencias. Pero en cada hogar tenemos que trabajar sobre las buenas prácticas. Los hogares que tienen mucho personal no pueden trasladarse a otros lados porque si no la gente se queda sin atención. Eso es lo que vamos a trabajar el año que viene entre otras cosas”, finalizó.