Suspenden la Fiesta del Mate en Winifreda

El 26 de diciembre de 2008, la intendenta de Winifreda Berta Herlein, recibió el acta de posesión de 16,5 hectáreas pertenecientes a un vivero, ubicado al oeste del cruce de rutas nacional 35 y provincial 10. Paradójicamente, ese mismo día se confirmaba que quedaba sin efecto una nueva edición de la Fiesta Winifredense del Mate, cuya instancia local se venía realizando en el vivero municipal para promocionar turísticamente a ese lugar repleto de árboles de variadas especies.
La idea de una ceremonia para exaltar la tradición de tomar mate fue mérito de los alumnos y docentes de la EGB3 de la Escuela 104 Roberto Fredio Frediani. Presentaron el proyecto ante la subsecretaría de Turismo y tras su evaluación fue incorporado al calendario provincial de fiestas populares. En 2003, convocaron a otras instituciones intermedias, a los comerciantes y entre todos organizaron la l Fiesta Winifredense del Mate que tuvo un éxito rotundo. La primera parte se desarrolló en el vivero, que contiene más de treinta especies de plantas, entre ellas el alcornoque. Bajo esa tupida vegetación, se montaron numerosos stands con productos relacionados con el mate, hubo espectáculos musicales y las postulantes a reina desfilaron por los senderos del parque ecológico. La etapa provincial, en cambio, se realizó en el Club Social y Deportivo.

Bandera.
Las sucesivas ediciones se desarrollaron en los mismos escenarios y en 2007 los alumnos del Taller de Ecología del tercer ciclo de la Escuela 104 presentaron la bandera oficial de la Fiesta que tenía impresa la siguiente leyenda: “Donde hay un mate hay una puerta a la amistad”. Ese año, la postulante de Racing Club de Eduardo Castex, Rocío Belén Coronel, fue elegida Reina Pampeana del Mate en la V edición de la fiesta winifredense. En tanto, la reina local María Victoria Calandri, representante de la Cooperativa Escolar de Reciclados y Comestibles (CERCO), fue proclamada primera princesa y la postulante de la municipalidad de Mauricio Mayer, Giselle Zigler, segunda princesa.
Si bien no hubo explicaciones oficiales, la medida de suspender la fiesta obedecería a una supuesta falta de personal para organizarla. Todo hacía suponer que la VI edición se iba a poner en marcha con las expectativas de siempre pero en la última semana de diciembre se conoció oficialmente que los organizadores habían decidido suspender el evento, medida que causó tristeza en la comunidad y se tomó unos días antes de que el vivero dejara de estar bajo la orbita del Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (ONABE) y pasara definitivamente a manos municipales.
La intendenta Berta Herlein recibió el acta de posesión de manos de la gerenta de asuntos jurídicos del ONABE, Rosana Liz Bertone. “Para mí es un orgullo y una satisfacción enorme el haber podido legalizar casi en su totalidad ese predio (sólo falta escriturarlo a favor del municipio). Lograr cosas para la localidad en estos momentos difíciles es realmente muy gratificante”, dijo la jefa comunal.