Suspendieron una carrera

Luego que en la semana en la Cámara de Diputados nacional se convirtió en ley el proyecto para prohibir las carreras de galgos en todo el territorio argentino, el municipio de Catriló no autorizó un evento que estaba previsto para hoy en el Club Hípico local.
Desde el Ejecutivo comunal se comunicaron con Norberto Dotti, presidente de la institución que alberga las carreras de galgos, y le dijeron que el municipio no iba a habilitar el encuentro. Si bien las competencias se realizan en el Club Hípico, son organizadas por un galgero de General Pico, señalaron voceros de la comuna.
Tras la comunicación “Dotti nos dijo que las carreras de galgos no se iban a llevar a cabo, y que se iba a cumplir con la ley nacional”, indicó la fuente consultada. De esta manera se convierte en la primera competencia prohibida tras la legislación.
El municipio catrilense había emitido un comunicado que señalaba: “Visto que hay una publicación donde informa que el domingo 20 hay carreras de perros en Catriló, y visto que a pesar que la ley de prohibición aún no esta promulgada y del recurso de amparo interpuesto por parte de los galgueros, la municipalidad no autoriza la carrera”.
Además, se indicó que dieron aviso a la departamental policial que “no hay legalidad alguna en cualquier encuentro de este tipo”.

Cárcel y multa.
La Cámara de Diputados, durante la semana, convirtió en ley el proyecto para prohibir las carreras de galgos en todo el territorio argentino y que castiga con penas de hasta 4 años de cárcel y multas de hasta 80.000 pesos a quien realice, promueva u organice la actividad.
El Club Hípico Catriló es una de las sedes más elogiada por los galgeros de la zona, no sólo por el cómodo predio sino también por la ubicación que permite que asistan, además de pampeanos, varios aficionados de las localidades del oeste bonaerense.

Compartir