Taxis en Toay: 80% de informalidad

"EL SERVICIO ES MAS BARATO POR LA PRECARIEDAD LABORAL QUE HAY", DIJO BOCCALATTE

La ciudad de General Pico no es la única de La Pampa donde hay un alto porcentaje de choferes de taxis que trabajan en negro. Así quedó en claro ayer tras las declaraciones que el secretario general del Sindicato de Peones de Taxis de La Pampa (Sipetax), José María Boccalatte, brindó a Radio Noticias 99.5.
El gremialista sorprendió con la cifra del trabajo informal en el servicio de taxis de Toay, donde los controles realizados por el gremio junto al Ministerio de Trabajo de la Nación y la Policía de La Pampa arrojaron que el 80% de los choferes que pasaron por los controles no estaban registrados por sus empleadores.
“Inspeccionamos los coches junto al Ministerio de Trabajo de la Nación, con la colaboración de la Policía de La Pampa, donde se les pide la tarjeta verde del auto y el carné. El ministerio luego constata si el trabajador está blanqueado o está en negro”, explicó Boccalatte.

Más barato.
El martes, el relevamiento se realizó en General Pico. Como informó este diario en su edición de la víspera, entre un 45 y un 48% de los trabajadores de los taxis estaba en negro. “El 4 de julio habíamos hecho un control en Toay, donde tuvimos un 80 por ciento”, reveló. En la localidad vecina de Santa Rosa, los operativos eran una necesidad, según el gremio, puesto que los taxis no tiene reloj, ni están regulados por la municipalidad.
La desregulación del servicio de taxis en Toay suele ser un problema para las empresas que operan en Santa Rosa, pues muchos vecinos optan por pedir un coche en la ciudad vecina porque la tarifa es menor. “El costo de taxis en Toay es menor por la precariedad laboral que tienen -explicó Boccalatte-. Ahora hicimos la inspección y la vamos a seguir haciendo no solo con Trabajo de Nación sino con la AFIP y con la Subsecretaría de Trabajo de La Pampa”, anticipó.

Santa Rosa.
La última jornada de controles que el gremio y Trabajo realizaron en la capital provincial tuvo lugar el 28 de junio. “Tuvimos un bajo porcentaje de trabajadores en negro. Esto se debe a que en la ordenanza (que regula el servicio), en uno de los artículos, dice que para darle el alta a un chofer, el propietario tiene que llevar el Formulario 981 de la AFIP, es decir, que tiene que ir blanqueado, sino no se lo habilitan. Esto ayudó mucho en Santa Rosa a que tengamos un porcentaje bajo de trabajadores en negro”, explicó.
Así y todo, el control arrojó que un 28% de los vehículos controlados era conducido por un chofer no registrado (el control se realizó sobre 32 coches, entre taxis y remises, y nueve conductores no estaban en blanco). “En Santa Rosa el problema más grande son los remises, la mayoría del porcentaje de trabajadores en negro que encontramos era de remises”, explicó el sindicalista.

Diez días.
Cuando el operativo detecta a un chofer no registrado al frente de un taxi, el Ministerio de Trabajo de la Nación labra un acta y otorga diez días al licenciatario para que regularice la situación del trabajador. “Si lo hacen no hay problema, no tienen ningún tipo de multa. Mientras tanto, el empleado sigue trabajando. Después de diez volvemos para verificar si se les dio el alta y, si no se lo hizo, se realiza una nueva denuncia ante la AFIP”, explicó.
En breve, los controles llegarán también a la ciudad de 25 de Mayo. El Sipetax ya está trabajando junto al Concejo Deliberante veinticinqueño en la sanción de una ordenanza que actualice la actual.

Compartir