Taxistas piden suba superior al 20%

GENERAL ACHA: LO ANALIZARA EL CONCEJO

Los taxistas presentaron una nota ante el Concejo Deliberante, a través del cual solicitan una actualización de las tarifas del servicio que prestan en la ciudad. Los concejales analizarán el tema esta semana, de modo tal que no se descarta que haya reuniones con los peticionantes para evaluar si el incremento que reclaman se ajusta a la realidad.
En un principio los taxistas sostienen que el aumento de las tarifas debería ser mayor al 20%, debido a que aseguran que los insumos que deben adquirir han tenido una significativa suba. Se refirieren al precio del combustible, los neumáticos, además de lubricantes, y otros gastos fijos que demanda el mantenimiento de las unidades en condiciones para brindar el servicio.

Tabla.
Por su parte los ediles estudiarán la posibilidad de implementar el sistema de aumento mediante una tabla polinómica, tal cual sucede en ciudades como la capital pampeana, debido a que posibilitaría que las tarifas se actualicen en forma automática.
Para el Concejo Deliberante la aplicación de la tabla evitará, a su vez, que sus integrantes tengan que debatir el tema todos los años, a partir de la solicitud que hacen los taxistas. Sobre todo en tiempos en los que la economía experimenta una inflación que no cesa, indicaron.
La discusión de este tema genera polémica, debido a que por un lado los taxistas piden el incremento de tarifas, mientras que del otro están las personas que utilizan el servicio, las cuales generalmente son las que tienen menos recursos económicos, y más distancias deben realizar porque residen en la periferia de la localidad.

Ultimo aumento.
El último aumento fue autorizado por parte de los ediles en julio del año pasado. En ese entonces, se derogó la ordenanza 40/15, y se establecieron nuevos valores para la regulación del servicio. La bajada de bandera pasó a tener un valor de 14 pesos, las fichas cada 90 metros se fueron a 1,30 pesos, mientras que el minuto de espera subió a 2,50 pesos.
La actualización de las tarifas en esa oportunidad representó aproximadamente el 27%, es decir un poco menos de lo que los taxistas habían reclamado en función de una proyección de costos.