Taxistas se quejan por el congelamiento de tarifas

GENERAL ACHA: SE DEMORA LA ACTUALIZACION

Los taxistas reniegan porque hace prácticamente un año que no se modifica su cuadro tarifarlo. Dos veces pidieron la actualización, pero la resolución todavía duerme en el Concejo Deliberante.
Los taxistas, como único servicio de transporte público de pasajeros en la localidad, ocupan por estos días y desde hace tiempo la atención en la comunidad, teniendo en cuenta que hace prácticamente un año que mantienen sus tarifas congeladas, a pesar de los acentuados incrementos en todo tipo de insumos.
Aunque no hubo voceros que desearan hacerlo público, el malestar se ha generalizado entre los prestadores de ese servicio público, a tal punto que no puede ser obviado.
En la cronología, queda el mes de julio del año pasado como registro de la última actualización de la tarifa de los taxímetros achenses, cuando desde la municipalidad y el Concejo Deliberante se autorizó un incremento de los precios, que llevó la bajada de bandera a once pesos y 1,10 el precio de cada ficha, por un recorrido de 90 metros. El precio -también congelado desde entonces- por minuto de espera es de solamente 2,20 pesos.

Petitorios.
A través de la comisión designada al efecto, los taxistas elevaron su primer petitorio en octubre del año pasado. Pero es que todavía en la incertidumbre de los resultados electorales de ese entonces debía dirimirse cuántos y cuáles serían los miembros que cada partido político incorporaría al cuerpo deliberativo, el pedido quedó también congelado en la mesa de entradas, según comentan los servidores de transporte.
De manera casi inmediata, el petitorio volvió a estancarse por el casi inmediato relevo en el Concejo Deliberante y que -como es sabido ingresa en época de receso- tampoco se ocupó de ese reclamo.
En consecuencia, los responsables de la comisión reiteraron el pedido durante abril del corriente año, incluyendo conversaciones y expectativas que continúan en el letargo. Entre los comentarios recogidos por esta corresponsalía, trascendió que los taxistas mantuvieron un encuentro con miembros del Concejo Deliberante, donde inclusive se les llegó a preguntar con qué índices pretendían actualizar la tarifa, redondeando un 30 al 35 por ciento. También consideraron como una ironía que los ediles les propusieron un incremento del 10 por ciento, tal vez con el propósito de conformarlos temporariamente.

Nuevo cuadro.
Aunque las expectativas de los prestadores del servicio público de transporte han sido totalmente superadas por el incremento de precios en los insumos en general, en caso de prosperar el petitorio original, la suba en el costo de viajes podría en el mejor de los casos a trepar en un nivel no demasiado significativo para los usuarios. Por lo que pudo saber esta corresponsalía, la bajada de bandera pasaría a costar 15 pesos, mientras la ficha cada 90 metros de recorrido subiría a 1,50 y el minuto de espera a tres pesos.
La queja generalizada de los taxistas dejó reflejada por la ausencia de ediles en su lugar de trabajo. Desconocedores ellos de la actividad parlamentaria, solamente señalaron que en reiteradas oportunidades cuando concurrieron para intercambiar opiniones y acentuar su pedido, en el Concejo argumentaron que no los podrían atender, porque eran más los ausentes que los presentes, mientras los despachos de bloque permanecían cerrados.
Aunque los taxistas entregaron un modelo, también los concejales hablarían de un proyecto para la actualización automática por medio de la tabla polinómica, pero el tiempo transcurre, sin respuestas ni resolución, reniegan los taximetreros achenses.